La Junta retira el decreto que levantó 'en armas' a los sanitarios de Castilla y León porque ya no hace falta
Cyl dots mini

La Junta retira el decreto que levantó 'en armas' a los sanitarios de Castilla y León porque ya no hace falta

La Junta decide retirar el conocido como 'decretazo' porque la situación actual ya no lo requiere. Fue origen de numerosas protestas de los profesionales sanitarios en plena pandemia.

La Junta de Castilla y León ha anunciado la retirada del decreto del pasado mes de noviembre de prestaciones personales obligatorias, el documento que obligaba a los sanitarios a ponerse a disposición de la pandemia dando a Sanidad la posibilidad de reorganizar turnos, horarios y funciones. El decreto, aprobado por el presidente regional, Alfonso Fernández Mañueco, fue el que levantó 'en armas' a los sanitarios, que han protestado en numerosas ocasiones por su aprobación.

 

El vicepresidente Francisco Igea ha explicado de manera sucinta que, por la situación actual, ya no es necesario un decreto así que pone a disposición de Sacyl a todos los profesionales en una situación de alta emergencia.

 

El decreto fue aprobado por sorpresa y publicado en un Bocyl un sábado por la mañana con la firma del presidente de la Junta. Se hizo el 14 de noviembre teniendo en cuenta la situación epidemiológica, la capacidad asistencial y la salud pública para reforzar la prestación sanitaria.

 

El decreto recogía que para garantizar la salud de la población se podrán adaptar los permisos, vacaciones y licencias, la jornada de trabajo, régimen de turnos y descansos, profesionales sanitarios en formación, las guardias médicas, el personal con dispensa por la realización de funciones sindicales, la flexibilización de la jornada y trabajo no presencial, la prestación a tiempo parcial del personal y jubilación, y las bolsas de empleo de personal estatutario temporal.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: