La Junta reconoce proyectos de calidad de cinco centros educativos de la provincia de Ávila

La Junta de Castilla y León ha premiado experiencias de calidad de los centros educativos de CEO Virgen de Navacerrada de El Hoyo de Pinares, IESO Villa de Sotillo de Sotillo de la Adrada, CEIP Los Arevacos de Arévalo, CRA Vetonia de Poyales del Hoyo, y el CEIP Santa Teresa de Jesús de El Barraco. 

La Junta de Castilla y León ha premiado 45 experiencias de calidad de centros educativos de la Comunidad desarrolladas durante el curso escolar 2015-2016. De las 45 experiencias galardonadas, 15 se refieren a la modalidad de centros distinguidos por su plan de calidad, doce corresponden a la modalidad de mejores programas de calidad, diez pertenecen a la modalidad de mejores iniciativas de calidad y, las ocho experiencias restantes, forman parte de la modalidad de mejores prácticas de calidad.

 

De los centros premiados, cada provincia de Castilla y León cuenta con cinco centros o servicios educativos galardonados. Además, 29 de ellos pertenecen al ámbito urbano y 16 a la zona rural. En cuanto a la distribución de experiencias atendiendo a la etapa educativa, 13 centros son institutos de Secundaria, servicios educativos y centros de Enseñanzas de Régimen Especial; 22 trabajos pertenecen a colegios de Infantil y Primaria y Educación Especial y diez son experiencias de centros privados concertados.

 

Estos galardones persiguen premiar a los colegios, institutos, así como a servicios educativos, como los Centros de Formación e Innovación Educativa (CFIEs), su trabajo en el ámbito de la calidad.

 

Por ello, la Consejería de Educación ha establecido cinco modalidades: menciones honoríficas a personas, grupos o instituciones por sus aportaciones y/o trayectoria en materia de calidad educativa, la cual este curso ha quedado desierta, mejores planes de calidad, mejores programas, mejores iniciativas y mejores prácticas.

 

La Consejería de Educación publicará los trabajos de los centros premiados en el Portal de Educación - www.educa.jcyl.es - para difundir la labor desarrollada por los docentes, los alumnos, así como la comunidad educativa en defensa y mejora de la calidad. Además, los 45 galardonados recibirán un diploma acreditativo.

 

PROGRESIÓN ASCENDENTE

Los centros y servicios educativos de Castilla y León trabajaron el pasado curso de forma muy activa en la elaboración de un total de 471 experiencias de calidad.

 

Desde que se inició este proceso, en el curso 1999-2000, se ha pasado de 281 a las 471 actuales, lo que pone de relieve la inquietud de mejora de los centros de Castilla y León y su búsqueda de la excelencia.

 

Así, la provincia con mayor número de experiencias es Valladolid con 115, le siguen Burgos (77), León (67), Segovia (44), Ávila (41), Palencia (36), Salamanca y Soria con 31 y Zamora con 29.

 

Dentro de los distintos tipos de experiencias propuestos por los centros, sigue existiendo una clara preferencia por el desarrollo de planes de mejora con el 72 por ciento. Otras modalidades como la elaboración del catálogo de servicios (8 por ciento), la elaboración de una autoevaluación del centro mediante el modelo establecido por la Administración educativa autonómica (18 por ciento) o los sistemas de acreditación como el modelo de excelencia EFQM o normas ISO básicamente (2 por ciento), son también los contenidos temáticos de sus programas.

 

Algunos de estos planes de mejora inciden en el trabajo de la lectura y comprensión lectora, nuevas metodologías para aumentar el interés y la motivación del alumnado, competencias básicas, fomentar el respeto por el medio ambiente, potenciar el pensamiento creativo y reforzar el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC), así como planes que contribuyen a la mejora de la calidad de la educación, entre otros.

 

En lo que respecta al tipo de centro, ocho de cada diez corresponde a centros y servicios públicos (388) y, el resto, a la enseñanza concertada (83). Con respecto al ámbito de realización, un 58 por ciento corresponden a la zona urbana, frente a un 42 por ciento en el medio rural.