La Junta prorroga las medidas extra en Salamanca y Valladolid: un máximo de una semana más
Cyl dots mini

La Junta prorroga las medidas extra en Salamanca y Valladolid: un máximo de una semana más

La Consejería de Sanidad prorroga las medidas adicionales para contener el aumento de casos de Covid en Salamanca y Valladolid: será por una semana más como máximo.

La Consejería de Sanidad, a la vista de los informes de seguimiento epidemiológico y sanitario en ambas capitales castellanas y leonesas, publica este miércoles en el BOCyL sendas órdenes por las que se mantienen las acciones preventivas durante un período no superior a siete días más. La Junta de Castilla y León publica en la edición de hoy del Boletín Oficial de la Comunidad sendas órdenes de la Consejería de Sanidad por las que se adopta en los municipios de Salamanca y de Valladolid, el mantenimiento de las medidas sanitarias preventivas para la contención de la pandemia de la COVID-19.

 

Ambas normas, junto con la información técnica correspondientes, serán trasladadas a los correspondientes órganos judiciales para su posible ratificación, tanto en su literalidad como plazo y su publicación hoy en el BOCyL responde a la necesidad de dar continuidad a las acciones preventivas ya en vigor, que finalizan esta medianoche.

 

El nuevo plazo previsto, de siete días como máximo, entrará en vigor a partir de las 00 h del jueves, 10 de septiembre, posibilitándose así la actual intervención de contención sanitaria en las dos capitales castellanas y leonesas por la pandemia causada por el virus SARS-CoV-2.

 

La Consejería de Sanidad, a la vista de los informes de seguimiento de la evolución de la situación epidemiológica y sanitaria en ambas municipios, adopta esta decisión, que mantiene en todos sus extremos las medidas ya en marcha, tendentes a limitar las agrupaciones personales en el desarrollo de cualquier actividad o evento, ya sea familiar o social, en la vía pública o en espacios de uso público o privados, con el fin de controlar la transmisión de la enfermedad y evitar nuevos contagios y brotes de la COVID-19, ingresos hospitalarios y fallecimientos.

 

Estas acciones de contención son objeto continuo de seguimiento y evaluación, con el fin de garantizar su adecuación a la evolución de la situación epidemiológica y sanitaria, correspondiendo a la Autoridad sanitaria su posible mantenimiento, así como la modificación o la cesación de las actuaciones previstas.

 

El seguimiento y control de las acciones indicadas en esta Orden se desarrollará en el marco del Plan Territorial de Protección Civil de Castilla y León y, en este sentido, la vigilancia, la inspección y el control del cumplimiento de estas medidas de contención corresponden a las autoridades estatales, autonómicas y locales, según el régimen competencial aplicable.

 

En este sentido, la Junta ha dado traslado del mantenimiento de estas medidas a la Delegación del Gobierno de la Nación en Castilla y León y a los Ayuntamientos de Salamanca y de Valladolid, a efectos de recabar su cooperación y colaboración a través de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de las respectivas policías locales, para la aplicación y cumplimiento de las actuaciones adoptadas.

 

Todos los ciudadanos han de colaborar activamente en el cumplimiento de estos preceptos, de manera que su incumplimiento individualizado podrá constituir infracción administrativa sancionable según establece el Decreto-ley 7/2020, por el que se establece el régimen sancionador específico por el incumplimiento de las medidas de prevención y contención para afrontar la crisis sanitaria por la pandemia de la COVID-19 en Castilla y León.

 

No obstante y ante las actuales circunstancias, es imprescindible el compromiso individual para cumplir con las medidas básicas para la prevención de la COVID-19 (lavado frecuente de manos, distanciamiento físico interpersonal y uso obligatorio de mascarillas) e imperiosa la necesidad del cumplimiento social en lo referido a las obligaciones más específicas que se recogen en el Plan de medidas de prevención y control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia de la COVID-19 en Castilla y León.

 

Es necesario apelar a responsabilidad ciudadana para con el cumplimiento de estas medidas y de cualquier otras obligaciones al respecto, por cuanto son fundamentales para evitar la transmisión comunitaria, insistiendo en que todos y cada uno de los ciudadanos ha de extremar la observancia de las medidas individuales y colectivas para frenar más contagios por SARS-CoV-2.