La Junta, preparada para la prevención y actuación integral ante riesgos invernales en Ávila
Cyl dots mini

La Junta, preparada para la prevención y actuación integral ante riesgos invernales en Ávila

Acto de presentación del Plan de Vialidad Invernal de la Junta de Castilla y León en la provincia de Ávila.

La campaña está sustentada sobre cuatro pilares: la información, la colaboración ciudadana, la planificación y la actuación coordinada del operativo.

La Junta de Castilla y León está preparada para garantizar la coordinación y colaboración en todos los ámbitos que puedan verse afectados por los riesgos invernales, desde la vialidad de carreteras, coordinación de los servicios de emergencia de las distintas Administraciones, el suministro de las empresas proveedoras de servicios básicos o la atención sanitaria.

 

El delegado territorial, José Francisco Hernández Herrero, ha visitado esta mañana el parque de maquinaria de la Junta de Castilla y León en Ávila, donde están preparadas parte de las máquinas quitanieves que desarrollan su tarea por la provincia.

 

El objetivo de la campaña es la prevención y actuación integral ante riesgos invernales en la provincia asociados a fenómenos meteorológicos adversos, en particular las nevadas, así como proporcionar una adecuada asistencia y protección ciudadana mediante la adopción de medidas de respuesta que minimicen los efectos negativos que puedan producirse, lo que precisa maximizar la coordinación.

 

Operativo

 

En la provincia de Ávila, el operativo de la Junta de Castilla y León está compuesto por 145 miembros de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, 12 almacenes y silos, 16 máquinas quitanieves, 7 autobombas y un centro de mando. Entre los recursos humanos destaca la presencia de 21 agrupaciones municipales de voluntarios de Protección Civil y 2 asociaciones de Protección Civil con 506 voluntarios en la provincia abulense. Estos medios se completan con las dotaciones del Estado, Diputación Provincial y ayuntamientos, todos con una clara vocación de colaboración y coordinación para reducir el tiempo de atención y respuesta, garantizando una actuación eficaz ante cualquier incidente.

 

El dispositivo cuenta también con la colaboración de las empresas de suministros y prestación de servicios básicos, como luz, agua, gas y combustible, telefonía, autopistas y transportes, entre otros, todo ello bajo la coordinación del Centro de Emergencias de Castilla y León 112

 

Además se podrán movilizar todos los recursos necesarios de la Junta de Castilla y León en nuestra provincia, como los de la Consejería de Sanidad (Complejo Asistencial, centro de salud, ambulancias…), la Consejería de la Presidencia (aportando todos los canales de información) y las Consejerías de Familia e Igualdad de Oportunidades, Educación y Cultura y Turismo, que, si fuera necesario, suman sus recursos a los que se refiere a la red de alojamientos residenciales, centros educativos y culturales, pabellones deportivos y de ocio, así como los albergues que puedan ser susceptibles de utilización en caso de emergencia.

 

Información actualizada

 

La Junta también pone a disposición del operativo invernal, y muy especialmente de los ciudadanos, las herramientas que permiten el acceso a la información de manera adecuada y con la antelación necesaria para adoptar las medidas de prevención más oportunas para los riesgos de las inclemencias invernales.

 

En este sentido, a través del portal del 112 de la Junta de Castilla y León se accede a la información meteorológica, con hasta diez días de previsión, para las 5.850 localidades de Castilla y León, así como a la información actualizada sobre el estado de las carreteras de la red viaria de la Comunidad, y de las gestionadas por la Dirección General de Tráfico.

 

El ciudadano también puede consultar la información actualizada en las redes sociales de la Junta, Twitter (@112cyl) y Facebook, que son accesibles desde la página web del 112. En ellas se proporciona información sobre avisos de riesgos meteorológicos, declaraciones de alerta y recomendaciones para la población ante aquellos riesgos a los que tenga que hacer frente.

 

La colaboración ciudadana sigue desempeñando un papel esencial, siendo fundamental la concienciación de la población sobre la necesidad de seguir los consejos y recomendaciones de autoprotección que se emiten ante las posibles situaciones de alerta.