La Junta invierte 320.000 euros para caminos tras las concentraciones parcelarias de la zona de Solosancho

José Francisco Hernández Herrero junto al alcalde de Solosancho, Benito Zazo en su visita a este municipio

Las actuaciones pretenden facilitar la diversificación de la economía rural y mejorar la calidad de vida en las zonas rurales, iniciativa que forma parte del compromiso que el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, asumió para la presente legislatura de realizar inversiones en zonas de concentración parcelaria.

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Agricultura y Ganadería, invertirá 321.117 euros para la realización de obras de infraestructura rural en el municipio abulense de Solosancho, así como en sus anejos de Villaviciosa, Robledillo y Baterna, según aprobó el Consejo de Gobierno del 23 de febrero.

 

Entre las actuaciones que se llevarán a cabo destaca la construcción de una red de caminos para unir las concentraciones parcelarias de Solosancho-Villaviciosa y Robledillo-Baterna con las vías de comunicación principales. Además, se llevará a cabo la regeneración de taludes, la plantación de 250 encinas para recuperar la cubierta vegetal y el vallado en las fincas de restauración. Las obras están financiadas con un 53% por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

 

Estas actuaciones pretenden facilitar la diversificación de la economía rural y mejorar la calidad de vida en estas zonas rurales. Esta iniciativa forma parte del compromiso que el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, asumió para la presente legislatura de realizar inversiones en zonas de concentración parcelaria.

 

En el marco de estas intervenciones, el delegado territorial en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, ha participado este viernes en Solosancho en la exposición de las próximas actuaciones que desarrollará la Junta de Castilla y León.

 

Dentro del especial proceso de concentración parcelaria de las zonas Robledillo-Baterna y Solosancho-Villaviciosa, pertenecientes a un mismo término municipal, y dado que los caminos de acceso a las fincas en su mayoría existen, se ha optado por hacer un proyecto conjunto de las dos zonas y ejecutar las obras que se han considerado más necesarias, como el hormigonado de algunas zonas húmedas, colocación de caños para evacuar el agua y el ensanche y limpieza de caminos casi desaparecidos en la actualidad.

 

La red de caminos y las mejoras que se proyectan con las correspondientes obras de fábrica tienen como principal objetivo dar adecuado servicio a las fincas de reemplazo resultantes de la concentración parcelaria. En algunas zonas será necesaria la construcción o regeneración de colectores para facilitar el drenaje del agua.

 

Para definir el tipo de firme de los caminos, se han tenido en cuenta la intensidad de tráfico actual y previsible, las características de los suelos por donde discurren los caminos, las cargas a transportar y los materiales disponibles en la zona.

 

Proceso de concentración parcelaria

 

El objetivo de la Junta de Castilla y León en estas zonas, que proceden de expedientes de colonización inacabados, ha sido finalizar el proceso y realizar las escrituras a nombre de los titulares para subsanar la anomalía de que la Junta sea el titular registral de estos terrenos.

 

En el año 2005 se reinició el procedimiento de concentración del término y coto redondo de Solosancho con el fin de resolver la situación posesoria de las fincas urbanas existentes en el municipio abulense y en sus anejos Robledillo, Baterna y Villaviciosa. En el año 2006 la Consejería de Agricultura y Ganadería reconoció el dominio de unos 1.600 solares urbanos de estos núcleos a favor de sus titulares. Aún quedan unos 160 pendientes de formalizar. En el año 2010, el Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería remitió a la Dirección General una nueva propuesta de 42 solares urbanos en Solosancho-Villaviciosa y de 56 solares en Robledillo-Baterna.

 

Los Acuerdos de Concentración Parcelaria de ambas zonas fueron aprobados por la Dirección General de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias en febrero de 2016. En la zona de concentración parcelaria de Solosancho-Villaviciosa la superficie concentrada comprende 1.562 hectáreas que pertenecen a 563 propietarios y en la zona de Robledillo-Baterna, los propietarios son 634 y la superficie es de 1.208 hectáreas.

 

Noticias relacionadas