Cyl dots mini

La Junta exige a los alcaldes de las grandes poblaciones "un control estricto" porque estamos "en días claves"

Imagen de archivo de Francisco Igea.

Toca mantener "la tensión y la preocupación" en Castilla y León porque está la zona media baja en cuanto a incidencia acumulada pero aun sigue subiendo. 

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha comparecido tras el Consejo de Gobierno centrado en la situación sanitaria actual y ha realizado una valoración de la misma en compañía de la consejera de Verónica Casado. Después de agradecer el comportamiento en las localidades que han salido del confinamiento de Íscar y Pedrajas y del trabajo que se está realizando en Aranda, Igea ha calificado "la situación general de la Comunidad seguimos en la parte baja de las zonas de incidencia acumulada con síntomas en los últimos siete días pero esto no nos consuela porque vemos que la incidencia sigue subiendo".

 

Ha afirmado que aunque los datos son esperanzadores obligan a "mantener la tensión y la preocupación" y por eso tienen claro que en la reunión que van a mantener durante la tarde de este martes con los alcaldes de poblaciones superiores a 20.000 habitantes "vamos a exigir a los alcaldes un esfuerzo complementario porque son días claves y necesitamos un control estricto del cumplimiento de las medidas porque no puede ser que todos paguemos la consencuencias".

 

Por eso recuerda que es  "vital el compromiso de los alcaldes de nuestras ciudades porque necesitamos que se cumplan. No queremos volver a los días de marzo, no vamos a volver pero para eso hay que concienciar a la población, a las autoridades de ser estrictos estos días".

 

Este jueves se modificará el anexo para dejar claras las nuevas medidas y que todos los sectores tengan claras las normas. Además ha resumido que la situación mejora en la Comunidad aunque sigue habiendo un incremento de casos con una curva menor a hace un par de semanas pero es "importante insistir que todos cumplamos las medidas".