La Junta estrena el programa Rehabitare 2017 con tres viviendas en el medio rural de Ávila

Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

En las localidades de Navatalgordo, Pedro Bernardo y Hoyos del Espino.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha firmado este lunes con los alcaldes de las localidades de Navatalgordo, Pedro Bernardo y Hoyos del Espino el convenio de colaboración que hará posible la incorporación de tres viviendas al Parque Público de Vivienda de Castilla y León, iniciando así una nueva edición del programa Rehabitare.

 

Este programa consiste en la recuperar viviendas en desuso, de titularidad municipal y de obispados, rehabilitándolas para destinarlas al alquiler social.

 

Las tres viviendas que ponen en marcha el Programa Rehabitare 2017, una en cada una de las localidades de Navatalgordo, Pedro Bernardo y Hoyos del Espino, corresponden a la antigua casa del médico, del maestro y otra particular. Son propiedad de los respectivos ayuntamientos y actualmente se encuentran abandonadas. Serán rehabilitadas por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para dotarlas de las adecuadas condiciones de habitabilidad y posteriormente se incorporarán al Parque Público de vivienda de Castilla y León para ofrecerlas en régimen de alquiler social.

 

El presupuesto calculado para la rehabilitación de estas viviendas es de 60.500 euros para cada una de ellas. Una vez rehabilitadas, serán los respectivos ayuntamientos quienes determinen el precio del alquiler, que no podrá exceder de la tercera parte de los ingresos de la unidad familiar, así como las personas que ocuparán las viviendas en función de las necesidades de cada municipio, teniendo preferencia los colectivos de especial protección que figuran en la Ley del Derecho a la Vivienda de Castilla y León.

 

Estas tres viviendas de la provincia de Ávila son las primeras de esta nueva edición de Rehabitare 2017, que prevé inicialmente actuar en 40 viviendas propiedad de 34 ayuntamientos que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente tiene previsto intervenir a lo largo de 2017, en cuya rehabilitación invertirá 1,8 millones de euros.

 

El programa Rehabitare recuperó en la provincia de Ávila en 2016 otras 5 viviendas, una en cada una de las localidades de Crespos, Maello, Muñana, San Bartolomé de Pinares y Solana de Rioalmar, en cuya rehabilitación la Junta de Castilla y León invirtió 260.000 euros

Noticias relacionadas