La Junta entrega un vehículo a la Agrupación de Protección Civil de Cebreros

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, acompañado del alcalde de Cebreros, Pedro José Muñoz, y del presidente de la Diputación de Ávila, Jesús Manuel Sánchez, han visitado esta tarde la Agrupación de Protección Civil del municipio de Cebreros, una de las más numerosas de la provincia abulense ya que cuenta con 64 voluntarios. Asimismo, el consejero ha entregado un vehículo todoterreno para el desarrollo de su trabajo.

 

La Agrupación municipal de Cebreros, que es una de las más numerosas de la provincia de Ávila al contar con 64 voluntarios, comenzó a prestar servicio tras su inclusión en el registro de Voluntarios de Castilla y León en junio del año 2010.

 

En el año 2017, la Junta de castilla y León, a través de la Agencia de Protección Civil, ha cedido diverso material para mejorar el equipamiento de esta agrupación del sur de Ávila, entre el que se incluye equipos de protección individual, prendas de uniformidad, equipos de iluminación portátiles y colectivos y material para el balizamiento de zonas de intervención.

 

El vehículo que hoy ha entregado, se trata de un todoterreno Nissan Patrol al que la Junta de Castilla y León, dentro del principio de colaboración inspirador del sistema de Protección Civil, ha adaptado en su imagen externa para hacerlo homogéneo con el resto de la flota de vehículos de las distintas agrupaciones de la Comunidad, con una imagen corporativa común, que incluye el mismo color amarillo para todos los vehículos, el número de emergencias 112 rotulado en negro, así como los distintivos del Ayuntamiento propietario y de la Junta de Castilla y León.

El voluntariado de Protección Civil viene recogido en el capítulo de los servicios de asistencia a los ciudadanos de la Ley 4/2007 de 28 de marzo, de Protección Ciudadana de Castilla y León, en concreto dentro de aquellos servicios complementarios de asistencia a los ciudadanos. Así, en el artículo 48, se hace referencia al voluntariado de Protección Civil, en el que se define a los voluntarios como aquellas personas que de manera libre y desinteresada, participan de forma organizada en la aplicación de las materias de la citada ley, complementando a los servicios esenciales. 

Su actividad se orienta principalmente a la prevención y la colaboración con los servicios de asistencia en la organización y desarrollo de las actividades de protección civil. Así, es habitual la presencia de voluntarios de Protección Civil en aquellas actividades públicas que suponen concentraciones multitudinarias, como son: conciertos, carreras deportivas, fiestas cívicas y religiosas o festejos taurinos populares.