La Junta destina 4,2 millones de euros para la reconstrucción de la CL-507
Cyl dots mini

La Junta destina 4,2 millones de euros para la reconstrucción de la CL-507

José Francisco Herrero en su visita a las obras que están teniendo lugar en la CL-507.

Estas obras se están llevando a cabo actualmente y se prolongarán hasta 2022. Su objetivo es "dotar a esta vía de resistencia que soporte las cargas que generan el tráfico pesado".

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, ha visitado esta mañana la CL-507, donde se están realizando labores de mejoras de firme. Esta carretera pertenece a la Red Básica de la Junta de Castilla y León y conecta la AP-6 y N-6 en Sanchidrián con la N-501 y A-50 en San Pedro del Arroyo, de forma que "soporta gran parte del tráfico pesado que discurre desde Portugal-Salamanca con el centro y sur de España", según apunta Hernández Herrero.

 

La carretera se ejecutó hace 28 años con una base de hormigón compactado y una mezcla bituminosa como capa de rodadura. La vía ha sufrido daños debido al tráfico de vehículos de gran tonelaje que habitualmente circulan por la carretera. "En la superficie han ido apareciendo fisuras que se han ido reparando hasta que la situación de la carretera aconsejaba hacer una actuación total", afirma el delegado territorial.

 

Este deterioro ha llevado a redactar el proyecto de renovación superficial de la carretera CL-507 de Sanchidrián (A-6) a San Pedro del Arroyo (N-501). Las tareas se han adjudicado a las empresas Unión Temporal de Empresas ‘Resalta Promoción y Gestión’ y ‘Sau-Pavasal Empresa Constructora S.A’, por un importe de 4.235.015,39 euros con un plazo de ejecución de 26 meses, por lo que las obras se prolongarán hasta 2022.

 

Las actuaciones consisten en el fresado de las capas bituminosas existentes hasta llegar al pavimento de hormigón, donde se ejecutarán unas juntas tanto transversales como longitudinales para evitar que las fisuras se reflejen en la vía, tal y como sucede actualmente. Dichas juntas se rellenarán con un mastic bituminoso que absorberá los movimientos.

 

Posteriormente, se va a extender una capa de 4-5 centímetros de espesor de mezcla bituminosa de altas prestaciones con la propiedad de ser resistente a la fisuración, a lo que le seguirá el pintado de marcas viales y reposición de la señalización vertical y balizamiento correspondiente.

 

Con estas actuaciones se pretende dotar a la carretera CL-507 de unas condiciones de resistencia que soporte las cargas que generan el tráfico pesado que circula por la misma.

 

Hernández Herrero ha destacado que, además, "actualmente se están ejecutando en la provincia abulense 13,2 millones de euros en la puesta a punto de otras carreteras, en concreto en la AV-500, AV-503, CL-505 y la CL-605", lo cual "demuestra el compromiso de la Junta por la mejora de las estructuras y por el incremento de la seguridad vial".