La Junta de Personal del Área de Salud de Ávila critica la actuación de las administraciones ante la crisis del ébola

La Junta de Personal del Área de Salud de Ávila, ante los hechos acaecidos en los últimos días en relación al contagio por el virus ébola, han mostrado su preocupación por el estado de salud de Teresa Romero y han denunciado la irresponsabilidad de algunas autoridades sanitarias al hacer juicios de valor públicos sobre las actuaciones llevadas a cabo por los trabajadores de los centros asistenciales.

La Junta de Personal del Área de Salud de Ávila ha lanzado un mensaje de apoyo a todos los profesionales que trabajan en los centros sanitarios del Sistema de Salud, subrayando la "gran profesionalidad y el buen hacer que demuestran cada día" y resaltando que "gracias a ellos y sólo a ellos, se mantiene este sistema".

 

También han denunciado la irresponsabilidad de algunas autoridades sanitarias al hacer juicios de valor públicos sobre las actuaciones llevadas a cabo por los trabajadores de los centros asistenciales ante la infección por el virus ébola, y les han exigido a ellos la misma seriedad, rigor y profesionalidad en sus actuaciones "que están demostrando los profesionales de la sanidad".

 

Han querido recalcar que "los dirigentes y responsables sanitarios deben ser los primeros en dar ejemplo al resto, evitando hacer declaraciones públicas que, además de parecer un intento de eludir responsabilidades, contribuyen a generar una mayor intranquilidad y alarma no sólo entre los ciudadanos sino entre los profesionales de la sanidad".

 

Con respecto a las actuaciones llevadas a cabo por los responsables de la sanidad en esta provincia, la Junta de Personal ha resaltado que "la primera reunión que se produjo para abordar el tema del ébola en Ávila fue a petición de la propia Junta de Personal el pasado 3 de septiembre".

 

Han señalado además que "en esta reunión la Junta de Personal exigió que se adaptara el protocolo al área de salud, que se dotara de todos los medios y equipos de protección individual necesarios para garantizar la seguridad de los trabajadores y que se les informara y formara debidamente de todas esas medidas. La administración en ese momento se comprometió a hacerlo pero, según aseguran, la realidad es que no lo ha hecho".

 

Por otra parte, han afirmado que "el protocolo se colgó en el sistema de información interno del Sacyl pero no se ha dado una formación directa, precisa y clara a los trabajadores; se ha informado, pero no se ha formado. Aseguran que a fecha de hoy hay trabajadores que no han recibido ni información ni formación alguna".

 

Han apuntado también que "los equipos de protección han llegado a los centros un mes después de la primera reunión y no se ha instruido suficientemente a los profesionales en el uso de los mismos. Además, valoran como "especialmente preocupante" la demora en las actuaciones en atención primaria, que no podemos olvidar que es la puerta de entrada al sistema sanitario".


Así, la Junta de Personal del Área de Salud de Ávila ha incidido en que la administración ha ido actuando siempre “a remolque” de los acontecimientos y no anticipándose como requiere cualquier actuación preventiva de riesgos laborales.

 

Por ello, han exigido que se revisen y se unifiquen los protocolos de todos los servicios de salud y que se extremen todas y cada una de las medidas de seguridad necesarias para que no se produzca ningún caso más de contagio en nuestro país.

 

Igualmente, han subrayado que "es vital que no sólo se informe sin que se forme adecuadamente, de forma tanto téórica como práctica, a todos los trabajadores que puedan potencialmente verse expuesto a esta enfermedad".

 

Por último, han advertido que "se debe conocer cuanto antes qué es lo que ha fallado hasta ahora para poder corregir esos fallos así como conocer quienes han sido los responsables para poder exigir responsabilidades a todos los niveles a quien corresponda".