La inversión del Estado en Castilla y León: de la provincia más beneficiada al 'farolillo rojo'
Cyl dots mini

La inversión del Estado en Castilla y León: de la provincia más beneficiada al 'farolillo rojo'

Parador de León. Foto: Ical

De León a Ávila, el reparto de las inversiones del Estado en las provincias de Castilla y León.

La provincia de León se lleva más de uno de cada cuatro euros de las partidas provincializadas de inversión de los ministerios y las empresas públicas para Castilla y León de los Presupuestos Generales del Estado para 2021, un 26,8 por ciento en concreto, seguida por Burgos y Valladolid, con el 15,7 y 15,3 por ciento, respectivamente.

 

Las cuentas que presentó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el Congreso, concretan el reparto provincial de inversiones por 845,5 millones de euros (sin incluir los 293 millones de fondos de la UE preasignados a la Comunidad, ni las partidas de la Seguridad Social), de los que la mayor cantidad se irá para la provincia de León, más de 227 millones, que suponen un crecimiento del 46,5 por ciento respecto a los 154,93 millones de 2018.

 

Burgos también verá como crecen sus partidas un 0,7 por ciento, hasta los 132,95 millones, que suponen el 15,7 por ciento de la tarta. Asimismo, Valladolid logra el 15,3 por ciento de las inversiones, con 129,26 millones de euros, con un importante crecimiento respecto a las cuentas de 2018, del 39,6 por ciento.

 

La cuarta provincia en peso dentro de los presupuestos es Soria, que contará con 101,8 millones de euros, el 12 por ciento del global previsto para la Comunidad, con un crecimiento también de dos dígitos, un once por ciento. Zamora verá descender sus inversiones un 68 por ciento, ante la consecución de los proyectos del AVE, y contará con el 10,8 por ciento del total, con algo más de 91 millones de euros.

 

Ya lejos, se sitúa Salamanca, donde las partidas merman un 20,7 por ciento en comparación a 2018, con 59,6 millones que suponen el 7,1 por ciento del pastel. Segovia crece respecto a las cuentas anteriores un 10,9 por ciento, con 46,8 millones, que son el 5,5 por ciento del total; mientras que Palencia cae un 51,1 por ciento, y solo asume el 4,6 por ciento, con 38,9 millones. Ávila se queda en el farolillo rojo, ve descender las partidas un 45,3 por ciento, hasta los 17,9 millones, y asume solo el 2,1 por ciento del total.

 

Las partidas ministeriales se reparten entre los 99,9 millones para Burgos; 81 millones para Soria; 78,7 para Valladolid; 52,2 para Zamora; 41,8 para Segovia; 21,1 para Salamanca; 31,1 para León; 14,1 para Palencia; y 13,7 para Ávila. En cuanto a las empresas públicas, León recibe 195,6 millones, seguida por Valladolid, con 50,5 millones; Zamora, 38,7; Salamanca, 36,8; Burgos, 31,6; Palencia, 28,4; Soria, 20,6; Segovia, 4,9; y Ávila, 4,1. Los fondos para consorcios van a Burgos, 1,39 millones; Salamanca, 1,72; y León, 279.000 euros.

Estas partidas provincializadas no contemplan las partidas de la Seguridad Social, que alcanzan los 1,9 millones, cuando en 2018, ascendieron a 16,1. El documento de este año precisa que irán fundamentalmente, a Valladolid, con 1,85 millones, junto a 26.500 euros en ávila; 23.150 en Burgos; 17.000 en Salamanca; y 7.000 en Zamora. Asimismo, habrá que esperar al reparto de los 293 millones de los Fondos Nueva Generación de Europa.