“La intervención del mercado en el precio de la vivienda restringe la oferta y causa problemas de corrupción”

Miguel Ángel Echarte reflexiona sobre el precio de los alquileres.

Miguel Ángel Echarte, profesor de Economía en la UCAV, propone controlar los precios del alquiler a través de un importe máximo.

La intención del Gobierno es limitar los precios de arrendamiento en las ciudades para evitar precios excesivos. Esta medida ha provocado opiniones como la del Doctor en Economía de la Universidad Católica de Ávila, Miguel Ángel Echarte, que afirma que el encarecimiento de la vivienda no se soluciona controlando los precios, sino permitiendo que la oferta se adapte a la demanda.

 

Echarte indica que el encarecimiento de los alquileres en las grandes ciudades se debe a una demanda creciente y a una oferta estancada. Una demanda que comenzó a aumentar en 2014 con la recuperación económica española. Sin embargo, la oferta de vivienda no ha aumentado en la misma proporción por la excesiva intervención en el mercado inmobiliarios y la rígida regulación urbanística.

 

El profesor de la UCAV en su reflexión se basa en las características del mercado, explicadas por Joaquín Azpilarte en su libro, donde se establece que la intervención del mercado de las autoridades restringe la oferta disponible y causa problemas de corrupción.

 

Miguel Ángel Echarte explica que una medida que suele proponerse es el control de precios a través de un precio máximo. “El precio máximo es un precio que se fija por debajo de lo que establecería el mercado en función de la oferta y la demanda por lo que a corto plazo favorece a los demandantes de vivienda (los inquilinos) y perjudica a los oferentes de vivienda (los propietarios), ya sean personas físicas o jurídicas como bancos o fondos de inversión”, señala.

 

Asimismo, se ha referido al acuerdo de Gobierno que planteaba la limitación de los precios de alquiler. “Podría pensarse que el control de precios favorece a los inquilinos al asegurar precios más económicos para la vivienda, pero tanto la teoría económica como la evidencia empírica a nivel nacional e internacional muestran que en todos los sectores donde se aplican los precios máximos tienden a generarse problemas de escasez y desabastecimiento. En este caso, se producen efectos negativos sobre la demanda y la oferta. Se incentiva una mayor demanda de vivienda en las ciudades donde se aplica el control y habrá menos arrendadores dispuestos a sacar sus inmuebles en alquiler, dejando sus viviendas vacías. Esto provoca una contención de la oferta.”, declara Echarte.

 

Comentarios

Exiliado 21/08/2020 07:10 #2
Típico producto de la UCAV. No hay que perder el tiempo en productos de esta subuniversidad.
¿Qué? 20/08/2020 15:20 #1
leer, leer otra vez, y volver a leerlo, y luego decidme que propone. La parte de qué va, que va, yo leo a Kierkegaard, es ya una constante y empieza a cansar.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: