La iniciativa privada retoma el antiguo proyecto de aparcamiento subterráneo en la Ronda Vieja

Imagen de cómo quedaría la Ronda tras la construcción del aparcamiento subterráneo. (Foto: DAD Arquitectura).

El objetivo es cabar con el problema de aparcamientos públicos en la zona.

La iniciativa privada, conformada por un grupo empresarial que cuenta con una Consultora de Arquitectura y Urbanismo vinculada a nuestra ciudad y promotores e inversores con una larga y contrastada trayectoria en los sectores público y privado, ha venido trabajando en los últimos años, de "manera discreta pero también permanente", en avances de carácter técnico-administrativo para mantener vivo el antiguo proyecto de construir un aparcamiento subterráneo en la zona comprendida entre la Avenida de Madrid y la subida a San Vicente, conocida en Ávila como la Ronda Vieja.

 

Este proyecto, que ha sido presentado a los órganos de gobierno de CONFAE el pasado día 3 de diciembre, se remonta en sus orígenes a varios años atrás, teniendo como fecha referente el mes de diciembre de 2012, fecha en que el Centro de Patrimonio Mundial, a través del órgano consultivo ICOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios), dictaminó la viabilidad del proyecto desde un punto de vista patrimonial, considerando justificada la construcción del aparcamiento para los residentes locales, así como que el proyecto es realizable porque "permitirá mejorar la calidad de vida de los abulenses y favorecer la permanencia de la población en esta Ciudad Patrimonio de a Humanidad".

 

La no existencia de aparcamientos públicos en esta zona, así como la ausencia plena de impacto medio ambiental y visual, unidas a otras ventajas concentradas en la construcción de plazas de aparcamiento en un espacio neurálgico para la ciudad, animan a CONFAE a apoyar esta iniciativa, que daría solución a demandas de infraestructura de aparcamientos reivindicados durante muchos años por sectores como el comercio y la hostelería, evitando simultáneamente la congestión de espacios de disfrute público de la ciudad como la plaza de Fuente el Sol, la plaza de Concepción Arenal, o la plaza de Mosén Rubí, amén de la misma ronda.

 

Casco histórico más peatonal

 

Solo por esta vía, consistente en crear aparcamientos suficientes para compensar con creces la eliminación de plazas que conlleva la urbanización de un casco histórico gradualmente más peatonal, estaremos dando soluciones a las necesidades de los usuarios y a las expectativas que conlleva recibir visitantes y turistas en las mejores condiciones de movilidad, conjugándolo a su vez con las demandas de los sectores económicos que operan en el caso histórico y sus inmediaciones.

 

A la vista a su vez de la propuesta del grupo promotor, el componente económico tampoco debe ser un problema si tenemos en cuenta que el planteamiento está basado en la fórmula auspiciada por la normativa de Concesiones Públicas por iniciativa privada, que implica que el total de la inversión necesaria es aportada por la empresa concesionaria, generando de entrada 250 plazas a través de una concesión a largo plazo, contemplada en la ley, y soportada en el pertinente plan de explotación, de igual modo que el resto de los aparcamientos de la ciudad.

 

Concurso público

 

A estos efectos, el Ayuntamiento de Ávila deberá promover el correspondiente concurso público para su adjudicación, al que podrá concurrir cualquier otra empresa interesada, en cuyo pliego referenciará las prescripciones que los servicios técnicos municipales estimen oportunas para el diseño final.

 

Las labores técnicas desarrolladas hasta el momento suponen por otra parte importantes avances cualitativos (trabajos topográficos, validaciones geométricas o estudios geotécnicos), que simplificarían sustancialmente los largos trámites habituales, dejando en manos del Consistorio de la capital abulense la toma de una decisión por la que apostan desde el tejido empresarial, por cuanto favorece la habitabilidad, la accesibilidad y la movilidad ciudadana, sin detrimento alguno para el principal monumento de la ciudad, y con "ventajas añadidas para la sostenibilidad medioambiental, al incluir infraestructuras de servicio vinculadas, por ejemplo, con el vehículo eléctrico".

 

Comunicación zonas centro y norte

 

La actuación está vinculada igualmente a la mejora de la accesibilidad peatonal hasta el nivel del arco de Mariscal, facilitando la comunicación del barrio norte y el centro histórico, y generando además un paseo de ronda que conecta San Vicente con la zona del río Adaja para uso y disfrute de abulenses y visitantes.

 

"Preparar la ciudad para el futuro requiere seguramente de este tipo de impulsos que, históricamente, han estado entre los objetivos de distintas corporaciones municipales anteriores, en su lógica aspiración de seguir haciendo de Ávila una ciudad más moderna y habitable", explican los impiulsores del proyecto, tras añadir que "a estos efectos, este es un tren que la ciudad no puede perder".