La independencia de Cataluña podría lanzar a Messi fuera del FC Barcelona

Mascherano y Messi en el entrenamiento del Barcelona

Según una información publicada por 'El Mundo', el contrato millonario firmado por Messi y el FC Barcelona en noviembre que vincula a ambas partes hasta el 30 de junio de 2021 con una cláusula de rescisión de 700 millones de euros incluye un apartado que permitiría al astro argentino dejar la entidad en caso de independencia.

El jugador del FC Barcelona Leo Messi podría romper el contrato recientemente renovado y convertirse en agente libre en el hipotético caso de una independencia de Catalunya y siempre que el club quedara fuera de una de las ligas 'top' de Europa y con ello fuera de la Liga de Campeones, al pactar ambas partes las condiciones para ese escenario.

 

Según una información publicada por 'El Mundo', el contrato millonario firmado por Messi y el FC Barcelona en noviembre que vincula a ambas partes hasta el 30 de junio de 2021 con una cláusula de rescisión de 700 millones de euros incluye un apartado que permitiría al astro argentino dejar la entidad en caso de independencia.

 

Si Catalunya lograra la escisión de España y el FC Barcelona no lograra poder participar en LaLiga Santander --la vigente Ley del Deporte lo impide--, la Ligue 1 francesa, la Premier League inglesa o la Bundesliga alemana, el argentino podría rescindir el contrato sin pagar esos 700 millones de euros y firmar por otro club como agente libre.

 

Según la información publicada, el FC Barcelona entendería que la independencia de Catalunya cambiaría el marco del contrato firmado con Leo Messi, así como del resto de jugadores, y de ahí que se permitiría terminar la vinculación en caso de que el Barça se viera obligado a jugar la hipotética liga catalana.

 

El nuevo contrato firmado finalmente por Messi en noviembre tras una larga demora para hacerse la foto oficial con el presidente, Josep Maria Bartomeu, liga al jugador al club pero con esa pequeña puerta abierta a una salida gratuita si el Barça, en caso de que dejara de pertenecer a la RFEF, no encontrara una liga competitiva a la que acogerse.