La Incidencia Acumulada en Ávila ya supera a la de la segunda ola
Cyl dots mini

La Incidencia Acumulada en Ávila ya supera a la de la segunda ola

Hospsital Nuestra Señora de Sonsoles de Ávila.

Segovia es la provincia con peores datos en la región.

La Incidencia Acumulada del coronavirus, tanto a 7 como a 14 días, en las provincias de Segovia y Ávila es ya más elevada que la más alta que registraron el pasado mes de noviembre durante la denominada segunda ola de la pandemia.

 

Según los datos que ofrece la Junta de Castilla y León en su portal de Datos Abiertos, la incidencia acumulada a 7 días, que es el indicador de esta magnitud que se prioriza actualmente para la toma de decisiones sobre medidas restrictivas, es en datos publicados este miércoles de 690 casos por cada 100.000 habitantes en Segovia y de 546 en Ávila.

 

Estas dos provincias fueron las que mejor evolucionaron durante la segunda ola en el mes de noviembre y la segoviana no superó --según los registros de la Junta que constan desde el día 5 de dicho mes-- los 250 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la abulense no pasó de 417. Esos buenos datos llevaron a la Junta a permitir reabrir la hostelería, los grandes centros comerciales y los gimnasios de Ávila y Segovia el pasado 27 de noviembre, dos semanas antes que la mayor parte de la Comunidad.

 

De hecho, Segovia que es actualmente la provincia con peores datos de la Comunidad, ya duplica holgadamente su máximo de noviembre en Ia a 7 días, mientras que en el indicador a 14 días ha superado los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes --1.037--, lo que quiere decir que en las dos últimas semanas se ha contagiado del coronavirus más de uno de cada 100 segovianos.

 

Resto de provincias

 

En el resto de provincias la evolución de la incidencia también es al alza y Palencia se mantiene con el tercer peor dato, con 434 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días, aunque Valladolid se ha situado muy cerca, con 413 casos.

 

A continuación figuran Salamanca, con 369 casos por cada 100.000 habitantes; León, con 309 casos; Soria, con 249; Zamora con 243 y Burgos, con 207.

 

Se da la circunstancia de que la provincia burgalesa fue la que sufrió más restricciones en esa segunda ola y en su capital no se reabrieron totalmente los negocios de hostelería, centros comerciales y gimnasios hasta el 18 de diciembre --el día 11 ya pudieron abrirse las terrazas--.

 

En Burgos, la Incidencia Acumulada a 7 días durante la segunda ola alcanzó un pico de 756 casos por cada 100.000 habitantes, cifra de la que se encuentra aun muy lejos. Eso sí, en la última semana ya en la actual tercera ola este dato casi se ha duplicado, al pasar de 108/100.000 el día 5 de enero a 207/100.000 el día 12.

 

En términos regionales, la Incidencia Acumulada en Castilla y León se sitúa según el último dato en 366 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días, tra