La igualdad de género es una realidad en el juego online

TRIBUNA

Aunque en muchos lugares del mundo estas desigualdades de género son latentes, en otras naciones, como en España, esta brecha se ha ido recortando exponencialmente.

Desde hace algunas décadas, la sociedad busca la necesaria equiparación entre hombres y mujeres, en todos los aspectos de la vida. El siglo pasado, era común que el género masculino se entendiera como superior en ámbitos laborales, familiares o sociales, a su opuesto. Después de mucha lucha, esto ha ido cambiando ostensiblemente, hasta llegar al punto en el que nos encontramos. Aunque en muchos lugares del mundo estas desigualdades de género son latentes, en otras naciones, como en España, esta brecha se ha ido recortando exponencialmente. Lo cierto, es que aún queda mucho trabajo por hacer para materializar una igualdad real entre hombres y mujeres.

 

Son claros los ejemplos de que este cambio ha llegado. Se va en la senda correcta para alcanzar el objetivo de plenos derechos y oportunidades igualitarias, entre ambos géneros.  Tradicionalmente, el sector del ocio referente a casinos online y apuestas era prácticamente un coto privado para la parcela masculina. De unos años a esta parte, y con la irrupción de las plataformas en línea, casi se ha equiparado el uso de este tipo de ocio por hombres y mujeres. Este hecho es plasmable con datos y estadísticas realizadas, dentro de un sector que aumenta exponencialmente año tras año, el número de adeptos al uso de sus servicios.

 

La oferta de juegos online es prácticamente infinita. El usuario puede decantar su elección por aquel producto que cumpla con sus expectativas y permita desarrollar todo su potencial. En este punto, sí que se puede hacer una diferenciación de género a tenor de la elección del juego.

 

Las mujeres eligen juegos de casino con reglas más sencillas, con pocas exigencias a nivel estratégico y de experiencia, basando sus actuaciones en el bingo en línea, las ruletas en vivo, los slots online y los slots con Jackpot.

 

En cambio, los hombres se decantan más por juegos tradicionales de cartas como el póker y el blackjack en línea. Aunque el carácter internacional de las mesas de póker hace que año tras año más mujeres se sumen a esta moda, siendo asiduo ver personas del género femenino en grandes eventos internacionales de este juego de cartas.

 

El comportamiento cuando consiguen grandes premios en estas plataformas de casino online, también difiere entre hombres y mujeres de manera clara. Si un varón consigue hacer saltar la banca en una partida y cosechar una gran cantidad de dinero, es previsible que no pare de jugar y siga apostando e intentado aumentar aun más ese premio. Por otro lado, si es una fémina la que consigue la victoria, llevará a cabo una estrategia más pausada, pensativa y conservadora, llevándola a tomar la decisión de cesar la partida en ese mismo instante.

 

A tenor de estos datos tan curiosos, cabe resaltar que por norma general son los hombres, los que incurren en más pérdidas. Son mucho más amantes del riesgo que las mujeres dentro del juego online, y esto se plasma sin ningún género de dudas en los progresos dentro de cada juego que elijan.