La hostelería abulense clama contra la falta de apoyos al sector
Cyl dots mini

La hostelería abulense clama contra la falta de apoyos al sector

Concentración en apoyo a la hostelería abulense. (Foto: Edgar Palomo)

Bajo una concentración convocada por la Federación Abulense de Hostelería

Bajo el lema ‘#Salvemos la Hostelería’ un total de 110 vehículos ,según la Policía Local, han participado en la manifestación convocada este martes por la Federación de Hostelería Abulense que no considera efectivas las medidas tomadas por las diferentes administraciones públicas, tanto locales, regionales o nacionales, por lo que plantean que éstas efectúen un plan de rescate para el sector. Una concentración que ha partido a las 10:30 desde el Lienzo Norte de la capital y que ha desembocado en la plaza de Santa Ana.

 

Peticiones que reivindica la organización a todos los niveles para que ayudas, subvenciones o bonificaciones que sirva para aupar a uno de los sectores claves en España. Por ello , Víctor Gómez, presidente de la Federación Abulense de Hostelería  ha tildado de “catastrófica” la situación de la hostelería en Ávila, ya que como asegura, “hay hoteles en Ávila y de gran reputación que no han podido abrir porque no era rentable”, ya que como asegura “no existen los grupos de personas, y los extranjeros no vienen”, por lo que “sin esa parte del turismo es imposible salir adelante”, reconoce.

 

Gómez sugiere que este sector es consciente de que “lo primero es la salud”, aunque cree que la gente puede salir a la calle y divertirse, ya que como apunta, “los locales de hostelería pueden ser sitios seguros, ya que se toman todas las medidas y medios para protegernos y proteger al cliente con un esfuerzo grande y que no se está reconociendo”.

 

Por ello piden al Ayuntamiento de Ávila una bonificación fiscal en impuestos municipales como el IBI y tasa de basuras, y fomentar más estímulos al consumo. “El Consistorio y resto de administraciones debe empezar a asumir que la ciudad, la comunidad, el país y sus ciudadanos están por encima de sus cargos”, matiza Gómez. También a la Junta reclaman apoyos con recursos a fondo perdido a partir de caídas en facturación superiores al 25% de lo habitual, bonificación en impuestos y también estímulos al consumo.

El 30 de septiembre finalizan los ERTEs y todas las informaciones apuntan a que, a día de hoy, la restauración quedaría fuera de esta prórroga, suponiendo el cierre de muchas empresas. En este sentido, reclaman al Gobierno la extensión de los ERTES, además de una bonificación fiscal en impuestos y una ampliación de dos años en los periodos de carencia de la financiación recibida con motivo del Covid-19. Así como un IVA reducido para la actividad hostelera y una bonificación fiscal en costes de arrendamientos y suministros.