La Guardia Civil desmantela una red de hurto y despiece de vehículos con base en Ávila

Material incautado a la red por efectivos de la Guardia Civil

La organización criminal elegía ciudades del extrarradio de Madrid como Ávila y Toledo para la sustracción de vehículos, así como distintas bases de despiece, entre ellas la capital

Agentes de la Guardia Civil han logrado desmantelar de una organización criminal, especializada en el robo de vehículos, despiece y distribución de sus piezas, que operaba a lo largo y ancho del territorio nacional. La investigación de la llamada 'Operación Olivum' se inició el pasado mes de mayo, cuando componentes del Sector de Tráfico de Madrid, detectaron un aumento significativo de robo de vehículos, desguace y distribución de sus piezas, a través de talleres, compraventas, y centros autorizados del sector del automóvil.

 

Fruto de los dispositivos establecidos, los Agentes lograron averiguar que la organización sustraída automóviles todos los días, que solían actuar en horario nocturno y que elegían poblaciones del extrarradio de la Comunidad de Madrid, si bien también se les atribuyen robos en las provincias de Ávila y Toledo.

 

Los vehículos sustraídos eran estacionados en la vía pública durante  varias horas y poco después procedían a su despiece y distribución a través de empresas de mensajería a talleres, compraventas, y centros autorizados del sector del automóvil, dando así, salida “legal” al material ilícito.

 

Talleres, desguaces y centros oficiales receptores de las piezas robadas.

 

Dentro de la estructura de la organización, el grupo contaba con expertos en el robo de vehículos, quienes recibían órdenes todos los días para perpetrar los robos de vehículos, técnicos en mecánica y electrónica que eran los que recepcionaban los vehículos en las naves y  desmontaban los automóviles. Para ello esta red de delincuentes contaba con bases de despiece en Ávila, Zaragoza, Lérida, Barcelona, Valencia, Toledo y Madrid. 

 

Con su registro se han recuperado una inmensa cantidad de piezas pertenecientes a más de 650 automóviles, además de material electrónico muy sofisticado, utilizado para cometer los hechos delictivos. Los detenidos son 20 hombres y 2 mujeres de nacionalidades española, rumana, y colombiana, con edades comprendidas entre los 24 y los 70 años, todos ellos con múltiples antecedentes