La formación, clave para el empleo del mañana

El 36 por ciento de los parados españoles perciben que hoy hay menos dificultades para encontrar un puesto de trabajo que hace un año. Así lo pone de relieve el último estudio sobre la salud del mercado laboral de la empresa de trabajo temporal Randstad, "Informe de Tendencias de RRHH".

 

En esta misma tónica de recuperación del empleo perdido, un 62 por ciento de las empresas han mostrado su intención de aumentar la plantilla en los próximos meses. Frente a ellas, solo un 20 por ciento se muestra poco favorable a contratar nuevos profesionales en un futuro inmediato.

 

El perfil tipo del español en desempleo de larga duración, el que es más difícil de erradicar a día de hoy según los expertos, es el de hombre o mujer de entre 40 y 55 años, con un nivel formativo muy básico. La realidad es aún más preocupante: solo un 4% de las ofertas de trabajo están destinadas a esta franja demográfica crítica.

 

A mayor nivel de estudios, menos riesgo de paro

 

Según los datos de las últimas encuestas de población activa, aquellas personas que entran en el mercado laboral con una formación media o superior tienen menor riesgo de permanecer más tiempo en el paro que aquellas personas que tienen una formación básica.

 

Es en este sentido en el que se ha trabajado desde la Administración. Así, se han impulsado diversas opciones de actualización de conocimientos para personas con baja cualificación a fin de que puedan encontrar hoy un trabajo y tengan unas bases más sólidas de cara a las exigencias de los puestos de trabajo del futuro.

 

Los certificados de profesionalidad vienen a suplir las carencias de formación de un grupo de población que ve la vuelta a las aulas como un comenzar de cero. Sin embargo, para optar a los cursos de mayor grado de este tipo de cursos subvencionados por el Ministerio de Empleo español, el candidato debe contar con al menos un título de bachillerato, lo que supone que una gran masa crítica de desempleados se queden fuera de esta oportunidad formativa.

 

Para suplir esta carencia, los centros de formación de adultos han percibido un aumento de la demanda de cursos de bachillerato a distancia como los que ofrece bachilleratoadistanciaweb.com, que además de ofrecer la posibilidad de sacar el bachillerado al ritmo del alumno, abre a estos la opción de realizar sus estudios desde el extranjero y mejorar al mismo tiempo su formación en idiomas, otro de los escollos con los que se encuentran los desempleados españoles.

 

Conseguido el trabajo, nada está garantizado

 

A diferencia de décadas pasadas en las que un trabajador obtenía una posición y podía mantenerla si las circunstancias se daban para el resto de su vida laboral, el mercado de trabajo es hoy más volátil. El trabajo para toda la vida ha dado paso a una permanente necesidad de actualización para el empleado.

 

La tecnología exige a los empleados de hoy la realización de cursos de formación y actualización de forma permanente, a fin de estar siempre a la última en conocimientos y habilidades necesarias para desempeñar las labores que se requieren. En aquellas provincias como Ávila en las que la crisis industrial sigue golpeando y aún no se ha estabilizado, la demanda de cursos en Avila se mantiene al alza.

 

Formación para los trabajadores, una inversión

 

En este contexto, cada vez son más las empresas que comienzan a cambiar su visión de la formación de los trabajadores no como un gasto sino como una inversión en estrategias de retención del talento. Así, aquellas empresas que ofrecen a los empleados un plan de carrera están mejor consideradas entre los profesionales, y atraen a más talento que aquellas que no ofrecen una vía de mejora profesional a sus empleados.

 

Entre la formación más demandada desde el área de la empresa se encuentran los Executive MBA y cursos de dirección y gestión de personas y nuevos negocios. A través de este planteamiento de promoción interna, las empresas se aseguran que los empleados destinatarios mantienen su implicación en el proyecto, al tiempo que se les motiva para que lleven su potencial hacia nuevas metas profesionales. Entre los diferentes tipos de Executive MBA que mayor salida profesional presentan se encuentran aquellos enfocados a los negocios digitales y la gestión del marketing y las ventas.

 

Los profesionales que han invertido parte de su tiempo (libre o de trabajo) a este tipo de formación superior y que se han lanzado a la búsqueda de nuevas oportunidades laborales, encuentran una posición acorde a su formación y experiencia en los seis primeros meses.