La FeSP denuncia recortes en el Servicio de Ayuda a Domicilio de la Diputación

José Carlos Pajares, en el centro, este viernes. Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

Amenazan con movilizar a las trabajadoras si el Gobierno Provincial sigue sin admitir nuevos usuarios, lo que ha reducido ya en un 11% las horas de atención.

La Federación de Empleados de Servicios Públicos de UGT de Ávila ha amenazado este viernes con movilizar a las más de 400 empleadas del Servicio de Ayuda a Domicilio de la Diputación cuyas condiciones laborales, según ha denunciado el secretario provincial de la FeSP, José Carlos Pajares, están siendo claramente perjudicadas por la decisión del Gobierno Provincial de no admitir nuevos usuarios del servicio desde el pasado mes de septiembre.

 

Pajares ha señalado en rueda de prensa que la Diputación no ha dado de alta a nuevos usuarios del Sevicio de Atención a Domicilio desde septiembre de 2016, de manera que la demanda de este servicio está descendiendo "a pesar de que hay lista de espera" y acumula ya en estos momentos, según el sindicalista, una bajada cercana a las 4.000 horas al mes, con lo que esto supone "para los ya ajustados sueldos de estas trabajadoras" que hacían en total 34.000 horas al mes.

 

Desde la FeSP entienden que la Diputación "se quedó sin presupuesto en noviembre" para este servicio y que "son las trabajadoras las que están pagando los platos rotos". En este sentido, acusan a la Institución de presupuestar a la baja y señalan que el presupuesto actual, de algo más de 5 millones de euros, "es, según nuestros cálculos, 600.000 euros menor de lo necesario".

 

José Carlos Pajares ha instado a los represententes de todas las instituciones a posicionarse a favor de estas trabajadoras porque "los políticos están todos al lado de Nissan, pero cuando se tienen que exigir a ellos mismos no tienen la misma actitud", apuntando que "aquí no tiene que venir un japonés a solucionar nada, lo pueden arreglar ellos mismos en media hora, y si en Nissan son 500 trabajadores aqui estamos hablando de 436".

 

La próxima semana se reune el comité de empresa de Valoriza Servicios a la Dependencia, empresa que gestiona el servicio, y si el problema persiste comenzarán a movilizar a las trabajadoras.