La Federación Abulense de Hostelería califica el nuevo cierre como un "abuso de poder"
Cyl dots mini

La Federación Abulense de Hostelería califica el nuevo cierre como un "abuso de poder"

Establecimiento hostelero de la calle San Segundo. (Foto: archivo)

 "Eso que cierran ustedes son bienes tangibles y se llaman nuestros negocios, nuestras casas, nuestras familias; en definitiva, nuestras formas de vida", asegura la Federación Abulense de Hostelería

La Federación Abulense de Hostelería ha criticado el nuevo cierre por parte de la Junta de Castilla y León de los establecimientos hosteleros ante lo que consideran “un abuso de poder” que llega de nuevo “de forma indiscriminada y sin fundamento científico”.

 

La organización, a través de un duro comunicado, ha asegurado que la administración regional está cerrando “sin consecuencia alguna, una propiedad privada que tiene un titular, el cual paga impuestos a todas las administraciones y es propietario o inquilino del mismo bajo escritura de propiedad o contrato de arrendamiento".

 

 Por lo que no han dejado pasar la oportunidad de recordar que la hostelería “no se puede cerrar”, ya que argumentan que es “un conjunto de servicios y no algo material que se pueda manejar al antojo”.

 

De este modo, la Federación Abulense de Hostelería argumenta que de los contagiados por coronavirus en España notificados a la RENAVE desde el 11 de mayo, “un 35,1% desconocía haber mantenido contacto directo con un positivo y un 41,8% aseguraba no saber dónde se había contagiado. El domicilio sigue siendo el ámbito donde se produce mayor riesgo de contagio, con un 33,3 % de los positivos. Después, con un 5,9 % de los casos se sitúa el entono laboral y con un 4,2 % los centros sociosanitarios. Por último, un 1,8 % en los centros escolares”.

           

“Parece ser que incluso la comunidad científica determina que no somos el problema”, aseguran, a la vez que critican la ausencia por parte de la Junta de la “redacción del mandato donde deberían aprobar las compensaciones económicas” por las pérdidas sufridas en el sector.

 

 “Solo escuchamos hablar de ayudas y de esfuerzos que en ningún momento llegan. Y nunca compensan tan siquiera los gastos generales que provocan sus decisiones, pónganle de una vez nombre y apellidos, compensaciones de causa mayor por restricciones y cierres”, finalizan.