La Fava reprueba de nuevo al Consejero de Sanidad

No por estar acostumbrados al maltrato constante hacia Ávila por parte de la Junta de Castilla y León vamos a callar. Esta Federación de Vecinos vuelve a reprobar al Consejero de Sanidad por su nula empatía con los ciudadanos abulenses, ya estamos cansados de que el Consejero nos desprecie de nuevo. Una vez más observamos como nuestra administración autonómica se olvida prácticamente de nosotros.

 

La Fundación Amancio Ortega “Inditex” ha vuelto a actuar generosamente con los ciudadanos al devolver a los mismos, en forma de equipos sanitarios, parte de sus beneficios empresariales. A nuestra Región le han correspondido en ese reparto 18,5 millones de Euros, de los cuales a nuestra provincia ha llegado la pedrea, quedándose de nuevo el gordo en Salamanca, con tres equipos de radioterapia.

 

Agradecemos que las empresas privadas lleguen allá donde no lo hace la Administración, pero esa ayuda no puede servir para ampliar la diferencia entre los medios técnicos y humanos en el tratamiento de la salud de las distintas provincias.

 

El Consejero de Sanidad sigue insistiendo en que un solo equipo de radioterapia no garantiza la seguridad, la calidad y la no recaída de los pacientes tratados. Y esta Federación le sigue diciendo y demostrando con datos que esa afirmación es falsa. En Zamora, con datos de la enfermedad muy parecidos a los enfermos de Ávila, tienen un solo equipo de tratamiento de radioterapia que contraría esas afirmaciones falsas del Sr. Consejero. Entendemos que en esa provincia, con un solo aparato, la seguridad, la calidad y la no recaída de los pacientes está garantizada. En caso contrario el Consejero debería tomar medidas urgentemente para que esos enfermos fueran tratados en otros centros que tengan más de un aparato.

 

No tenemos más remedio que afirmar con rotundidad que nuestro Consejero de Sanidad es el peor que hemos tenido en la historia de esta Comunidad, donde tiene frentes abiertos por todos los lados, no solamente con la radioterapia, sino con la atención primaria, las consultas eternas de las especialidades o las largas listas de espera.

 

No creemos que por ese camino de intransigencia y maltrato del Consejero a los ciudadanos abulenses encuentre muchos amigos. Somos abulenses con las mismas necesidades y derechos que los demás ciudadanos de esta Comunidad. Tenemos los mismos problemas y reclamamos las mismas soluciones, las cuales se las exigimos a los representantes que elegimos libremente.

 

No queremos que se acuerden de nosotros solamente cuando hay que visitar las urnas y debería saber el Consejero y quien le mantiene en el cargo que, somos nosotros, los ciudadanos, quienes ponemos y quitamos a quienes nos representan.