La Fava en contra de la implantación de minas a cielo abierto en Ávila

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Ávila (FAVA), se muestra contraria al desarrollo en Ávila de las minas a cielo abierto que se quieren establecer en distintos puntos de la misma. 

Aseguran desde la Fava que "estas minas generan la destrucción de nuestra tierra, esquilman los recursos naturales, y acaban con la fauna y la flora en las zonas de implantación y sus alrededores". 

 

"Se producirán filtraciones a los acuíferos que alimentan nuestros manantiales y ríos y con ello aumentará el deterioro constante que ya se viene produciendo desde hace mucho tiempo en la calidad de nuestras aguas, fundamentalmente por los ácidos utilizados en el lavado del mineral". En este sentido han recordado que "se destruirá nuestro patrimonio histórico y cultural por el sólo afán del beneficio a corto plazo". 

 

 

Contaminarán el medio ambiente con el polvo generado en el movimiento de tierras y con el desplazamiento constante de grandes camiones y máquinas.  Con la excusa de generar algunos puestos de trabajo (la mayoría para especialistas de fuera), destruirán otros muchos empleos ya consolidados en el turismo rural, la ganadería y la agricultura. 

 

En esta provincia, "donde se está produciendo un deterioro importante de nuestro tejido industrial, con el peligro en el que están nuestras dos principales empresas (Nissan y Elgorriaga), estamos cansados de que se acuerden de nosotros solamente para aprovecharse de nuestros recursos naturales y no lo hagan para industrializar nuestra provincia con empleos dignos y respetuosos con el medio natural. Justamente hablamos de la potenciación de la industria agroalimentaria y ganadera, y de turismo rural". 

 

Es por eso, que esta Federación, con sus más de 8.000 asociados y representando a toda la ciudadanía, solicita a nuestras autoridades que "paralicen las prospecciones mineras a cielo abierto en la provincia. Tenemos ejemplos a la vista de todos en Ávila de cómo quedan las tierras y el medio en donde se han implantado estas explotaciones, no hay más que darse una vuelta muy cerquita de aquí, en Aldeavieja, dirección Ermita del Cubillo, donde se puede apreciar con todo detalle cómo se destruye una montaña, muy cerca de las casas, con la contaminación, tanto física, como acústica, paisajística, etc". 

 

También es tiempo de que las leyes que permiten estar por encima de la propiedad de los terrenos particulares se deroguen por otras más actuales. "No tiene sentido que una persona sea propietaria de su tierra y por el hecho de que alguien crea que allí hay un pedrusco enterrado se le antoje y entre a saco con toda su maquinaria como si fuera suyo".