La 'excusa' de España que la OMS desmonta: "En Italia, Francia o Suiza los jóvenes también han hecho fiestas"

Jóvenes en locales de ocio nocturno de la Gran Vía este sábado por la noche.

La OMS lleva semanas analizando la situación en España, que tiene medidas más restrictivas, pero está peor que países que tomaron medidas más relajadas. Cree que las fiestas y los jóvenes no justifican el alto nivel de transmisión.

La directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, ha reconocido que el organismo lleva semanas analizando la situación de España y los motivos por los que es el país de Europa con mayor incidencia del Covid-19, y que todavía no sabe qué es lo que está fallando.

 

Y es que, tal y como ha explicado durante su intervención en el desayuno informativo telemático de Nueva Economía Fórum, España es actualmente el país con las medidas "más restrictivas", ya que, por ejemplo, el uso de las mascarillas es obligatorio, incluso en espacios cerrados, en comparación con otros países en los que las normas han sido un poco "más relajadas" y su situación epidemiológica ha sido "mejor".

 

Al mismo tiempo, Neira ha analizado el comportamiento de la sociedad española durante la pandemia, asegurando que ni la transmisión intrafamiliar ni el comportamiento de los jóvenes "justifica" la elevada transmisión del coronavirus en España. "Es cierto que ha habido una relajación de los jóvenes y las fiestas, pero eso no justifica toda la situación en la que el país está actualmente, ya que en Italia los jóvenes también han hecho fiestas, en Francia o, incluso, en Suiza", ha comentado.

 

No obstante, la dirigente de la OMS ha subrayado la importancia de mejorar la concienciación de los ciudadanos españoles, especialmente los jóvenes, así como de analizar la situación de la Atención Primaria, y los cribados que allí se realizan, con el fin de detectar las debilidades que pueda tener y "corregirlas".

 

"También es necesario que se revise el plan de detección, rastreo de contactos, aislamiento y cuarentena y asegurarnos de que hay un seguimiento de los mismos. Si faltan rastreadores habrá que poner rastreadores, y si hace falta corregir algo, habrá que hacerlo", ha enfatizado. En este sentido, Neira ha asegurado que la oficina de la OMS en Europa tiene un contacto "muy regular" tanto con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, como el director general del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.