La evolución del mundo de los pagos

El mundo de los pagos ha evolucionado muchísimo, si hace tan solo unos cuantos años las tarjetas de crédito y de débito que hoy en día todos utilizamos de forma masiva nos parecían una gran innovación, hoy en día se suceden cada pocos días lanzamientos de nuevas metodologías de pago que están revolucionando la forma en la que pagamos. Algunos de estos métodos innovadores son tecnologías como la que por ejemplo PayPal pone encima de la mesa, que nos permite recibir pagos a través de una cuenta bancaria virtual, que está alojada en PayPal, que nos permite retirar el dinero a nuestra cuenta bancaria, y que permite pagar a las personas simplemente utilizando un nombre de usuario y contraseña, almacenando de forma segura en sus cuentas de PayPal los datos de sus fuentes financieras como tarjetas y cuentas bancarias de las que se extrae el dinero.

 

 

Toda esta imparable revolución, que seguramente se inició con las tarjetas de crédito y débito, continuó con PayPal y que hoy en día está presente con métodos revolucionarios que incluso nos permiten dividir una factura, la problemática de la división de las facturas es algo que siempre ha estado presente, es un problema que había que resolver, cuando salíamos a cenar con amigos o teníamos que pagar algo en común, siempre surgía el problema de que alguien tenía que pagar, ese alguien normalmente abonaba el total con su tarjeta, y luego las otras personas terminaban pagándole con dinero en metálico, lo que ocurría normalmente es que la persona que había pagado, no terminaba recibiendo el dinero íntegro que debía recibir.

 

 

La tecnología al rescate para solucionar problemas

 

 

Es en este momento donde aparece la tecnología, en concreto la evolución del mundo móvil, o "mobile" como se conoce en inglés, ha favorecido que entre en juego al tecnología para poder resolver este problema. Antes resultaba complicado porque se podían hacer las operaciones de restituir el saldo a esa persona a través de nuestro ordenador, pero teníamos que llegar a casa y hacer la operación, hoy en día con los smartphones esto puede ocurrir in situ, en el mismo lugar en el que alguien ha pagado, los demás, a través de aplicaciones como Billr, Divvy o Splitwise, pueden devolverle ese dinero que ha pagado y que lo tenga de vuelta en su cuenta de forma inmediata.

 

 

Este tipo de sistemas son perfectos para evitar esos impagos, ya no hay excusas porque son apps que tardan muy poco en configurarse y que se pueden descargar en el momento.

 

 

Dividir pagos, ahora es para todos

 

 

Ahora ya es para todos y no hay excusas, de hecho, plataformas tan importantes como Airbnb están implementando sistemas de pago a través de los cuales se puede dividir y repartir el gasto de la reserva de una casa entre varias personas, para que cada una de ellas haga el pago correspondiente y no haya lugar a engaños o equivocaciones que siempre suelen surgir cuando se pagan cosas en común.