La estación de autobuses de Arenas de San Pedro será remodelada

Presentación del proyecto de remodelación.

La Junta de Castilla y León aportará 179.893 para estas obras, que buscarán modernizar las instalaciones actuales.

El plazo de ejecución del proyecto de reforma de la estación de autobuses de Arenas de San Pedro, que ha presentado hoy el viceconsejero de Infraestructuras y Emergencias, José Luis Sanz, será de cuatro meses y supondrá una inversión de 179.893 euros.

 

La estructura de la estación se mejorará en su totalidad, dotando al edificio de una imagen "más moderna". Se sustituirá la carpintería exterior por otra de baja transmitancia con vidrios de control solar que reducirán el consumo de climatización.

 

Se bajarán y aislarán los falsos techos de todo el edificio, dejando la altura del vestíbulo con el objetivo de reducir el volumen total de aire y calefactar en invierno o enfriar en verano, consiguiendo un espacio más acogedor y sostenible. El sistema de calefacción también se va a sustituir por conductores de aire impulsados por los ventiladores de una estufa de biomasa.

 

Estas obras de mejora también modificarán los aseos y añadirán un tercero accesible. Además, unificarán las taquillas y el servicio de atención en una sola oficina más funcional. Las instalaciones de iluminación de las marquesinas se sustituirán por unas más eficientes. Por otro lado, se ampliará la cafetería y se independizará el servicio.

 

La terminal de autobuses de Arenas de San Pedro fue construida por la Junta de Castilla y León en 1992 sobre suelo cedido a tal uso por el Ayuntamiento y su explotación fue cedida al Consistorio por convenio de 12 de junio de 1996, por un plazo de 75 años.

 

Programa de modernización de las estaciones de servicio

 

Esta actuación se enmarca en el programa de modernización de las estaciones de viajeros de titularidad autonómica que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente viene desarrollando desde la pasada legislatura, al considerar estas infraestructuras "elementos dinamizadores de los entornos en los que se ubican" y, por tanto, "prioritaria su adecuación y modernización para garantizar así la movilidad de los ciudadanos en todo su territorio".

 

En la Comunidad hay un total de 69 estaciones de autobuses, 55 son de titularidad de la Junta de Castilla y León, 11 son de titularidad de ayuntamientos y 3 son de titularidad privada.

 

El Gobierno autonómico ha invertido hasta el momento en este programa de modernización 8.671.599 euros; 14 estaciones de autobuses están ya remodeladas, en cuyas obras se han invertido 6.313.991 euros, incluyendo la inversión de 4,1 millones en la estación de Salamanca capital; y otras 10 están actualmente en obras o con los proyectos iniciados, con un inversión prevista de 1.548.058 euros.

 

Desde 2015, se han llevado a cabo una serie de actuaciones para la reforma y modernización de las estaciones de autobuses de titularidad de la Comunidad de Castilla y León, con el objetivo de mejorar su imagen y eficiencia, integrando posibles usos tanto administrativos como comerciales, etc…, aplicando criterios de sostenibilidad y con implementación de nuevas soluciones arquitectónicas y de sistemas de energías renovables, de forma concertada entre administraciones y el sector privado.

 

Las líneas generales de actuación son la modernización del conjunto arquitectónico, la mejora de la confortabilidad y el servicio a los viajeros, la mejora de la eficiencia energética con la sustitución de las instalaciones obsoletas, sustitución de carpinterías y mejora en el aislamiento, la adaptación del edificio a personas con discapacidad, la mejora de las condiciones de habitabilidad y salubridad, así como la redistribución de espacios y adecuación de usos.

 

Refugios de espera

 

Al mismo tiempo, la Dirección General de Transportes impulsa la creación de nuevas instalaciones auxiliares al transporte de viajeros, con el objetivo de facilitar las esperas, llegadas y tránsitos de los usuarios de la red de transporte público en el medio rural.