'La España que reúne' avisa: la política española sufre el rapto del sectarismo y de personajes enfermos de soberbia
Cyl dots mini

'La España que reúne' avisa: la política española sufre el rapto del sectarismo y de personajes enfermos de soberbia

El ex secretario general del Partido Socialista de Euskadi, Nicolás Redondo

La plataforma de Redondo ve la política como un 'vodevil', con las ocurrencias pablistas, vaivenes murcianos y la dignidad quebrada de Cs.

La plataforma 'La España que reúne' que dirige el exdirigente socialista Nicolás Redondo considera que la política española sufre el rapto del sectarismo y de personajes "enfermos de soberbia". Considera, en este sentido, que el "noble arte de la política" se ha convertido en un 'vodevil' tras los "vaivenes murcianos", las "ocurrencias pablisas" y la "dignidad quebrada de Ciudadanos".

Así lo afirman en el último artículo que esta asociación que han titulado "Aventureros". En el texto consideran que la situación actual de la política española ha sufrido "el rapto del sectarismo, está pilotada por personajes enfermos de soberbia, guiados por una consideración sobre sí mismos ridícula y desproporcionada, que les convierte a algunos de ellos en grotescas figuras del esperpento valleinclanesco".

El artículo comienza analizando el acuerdo del PSOE y Ciudadanos en Murcia, del que aseguran que ha provocado el efecto de un "terremoto de máxima intensidad en la política española".

Recuerdan que la consecuencia inmediata del "acuerdo nocturno" de Murcia ha sido la convocatoria de elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid aunque creen que es posible que Ayuso estuviera esperando la oportunidad para convocar dada la relalción cargada de tensión con Aguado.

Pero la plataforma de Redondo cree que la reacción de Ayuso, a su vez, ha "descolocado" a Cs de tal manera que ha convertido al partido naranja en "irrelevante". Lamentan que esto se haya producido "justo cuando las posiciones centrales son más necesarias que nunca en el espectro político nacional".

Consideran que también el PSOE ha quedado "desconcertado" hasta el punto de que ha propuesto un candidato que estaba ya de salida de la política madrileña, con lo que estiman que los socialistas están "reconociendo de antemano una esperanza electoral limitada". Aunque admiten que "pocas críticas" se pueden hacer cabalmente a Gabilondo y "menos después del sacrificio que suponía enfrentarse a la señora Ayuso, aupada a las máximas cuotas de popularidad en Madrid debido a una política diferenciada, que ha favorecido la consecución de objetivos económicos en medio de una crisis generalizada". Un sacrificio que consideran mayor si se tiene en cuenta la decisión de Iglesias de concurrir a las elecciones madrileñas.

EL PRIMER PERJUDICADO DE LA "RADICALIDAD", EL PSOE.

No obstante, creen que en esta situación, el primer perjudicado de la "radicalidad" es el PSOE por que Iglesias "no será nunca un socio fiable, desde el momento que considera a los socialistas un engorroso obstáculo para sus pretensiones últimas, que puede ser útil en determinadas coyunturas, pero al que no se le puede tener como aliado estratégico".

El artículo advierte de que los discursos preelectorales ya estaban cargados de sectarismo --socialismo o libertad, fascismo o democracia-- y en ese "río revuelto" Pablo Iglesias ha visto "la oportunidad" o tal vez la "necesidad" de dar una vuelta de tuerca a la política española.Con su candidatura, afirman, se libera de responsabilidades "trabajosas y aburridas" de la gestión y "electrifica la política española con su candidatura", salvando así a su partido de convertirse en "irrelevante". Pero de esta forma impone una "dinámica extremista y radical a la política madrileña y, como no, también a la española".

"Todos los cálculos de Iglesias, que pasan por su santa y temeraria voluntad se le vienen abajo porque Errejón, al que no había consultado la 'okupación' de su partido, le ha dado con las puertas en las narices, satisfaciendo un deseo largamente esperado", apunta el artículo.

Así que, lamentan que el "noble arte de la política, entre los vaivenes murcianos, las ocurrencias 'pablistas', la dignidad quebrada de Ciudadanos; se ha convertido en un vodevil, en el que la sustancia reside en lo grotesco, donde la risa es provocada por el ridículo al que están sometidos los personajes".

LAS CRISIS TAMBIÉN LAS PROVOCAN EL RIDÍCULO DE PERSONAJES ENDIOSADOS

Por ello, advierten de que aunque las crisis las pueden provocar grandes desastres, también puede estar impulsadas por el "ridículo egoísmo de los personajes, la incapacidad y el endiosamiento de unos actores que hace menos de una década solo eran conocidos en los bares de sus respectivas facultades universitarias".

Y en el caso de España, "es lo grotesco del origen del drama que vivimos" aunque se hubiera creído que la crisis podría sobrevenir la debilidad de las instituciones.

Pero por el contrario, el origen aparece "con la fuerza de lo irremediable en los partidos políticos, muy especialmente en los partidos nacionales" con el "sectarismo más nauseabundo". "Últimamente los políticos españoles han elegido lo peor", apostillan.

Por ello, la plataforma de Nicolás Redondo, reivindica "más que nunca" la moderación, el reformismo y la recuperación del espacio de centralidad en la política.

PIDEN RECUPERAR EL ESPÍRITU DE LA TRANSICIÓN

Creen que es el momento de dar un paso adelante pidiendo el compromiso público de quienes han perdido el "confortable paraguas de unos partidos que parecen desbocados, excitados por el sectarismo y la irresponsabilidad" y reclaman retomar el espíritu de la Transición.

"Es el momento de rebelarse individual y colectivamente contra la espiral de radicalidad que domina la política nacional", recalcan y denuncian el peligro de volver a ensimismarnos en la miseria doméstica, de desatender los grandes retos que tienen todos los países desarrollados, pero "muy especialmente del nuestro".