La economía española se desplomó un 10,8% en 2020 arrastrada por la pandemia
Cyl dots mini

La economía española se desplomó un 10,8% en 2020 arrastrada por la pandemia

Dinero.

El INE calcula ahora un crecimiento nulo en el cuarto trimestre, frente al 0,4% proyectado en un principio.

Teniendo en cuenta todo ello, el resultado es que la economía española se contrajo en 2020, el año del Covid, en un 10,8%, frente al -11% calculado con anterioridad, según los datos de Contabilidad Nacional publicados este viernes por el INE.

 

Hasta ahora, el mayor descenso anual del PIB se había registrado en 2009, en plena crisis financiera, con un retroceso del 3,8%, pero con la crisis del Covid se han batido todos los récords y 2020 ha sido el peor año para el PIB desde el inicio de la serie, en 1970.

 

Es, además, la primera contracción anual del PIB desde el año 2013, cuando bajó un 1,4%.

 

En 2020 la demanda nacional restó 8,8 puntos al PIB, 10,2 puntos menos que en 2019, mientras que la aportación negativa de la demanda externa fue de 2 puntos, lo que supone 2,6 puntos menos que en 2019.

 

Según Estadística, el gasto público registró en 2020 su mayor aumento desde 2009, con un crecimiento del 3,8%, mientras que el consumo de los hogares se hundió un 12,4%, su mayor retroceso de toda la serie. La inversión, por su parte, cayó un 11,4% en 2020, su mayor descenso desde el ejercicio 2009.

 

El PIB a precios corrientes se situó en el conjunto de 2020 en 1.121.698 millones de euros, un 9,9% inferior al de 2019 (-123.074 millones de euros).

 

Por sectores, el único que elevó su valor añadido bruto (VAB) en 2020 fue la agricultura, con un avance del 5,3%. Por contra, el de la construcción se desplomó un 14,5%; el de los servicios retrocedió un 11,1%, y el de la industria y la energía disminuyó un 9,6%.

 

EL PIB SE CONTRAE UN 8,9% INTERANUAL, DOS DÉCIMAS MENOS DE LO ESPERADO

 

En tasa interanual, el PIB del cuarto trimestre se contrajo un 8,9% (-9,1% en el avance de datos), frente al descenso del 8,6% del trimestre anterior (dato revisado).

 

La remuneración de los asalariados bajó un 4,5% interanual en el cuarto trimestre, menos de lo que cayó el excedente de explotación bruto, que se contrajo un 11,6%, mientras que la productividad por hora trabajada se redujo un 3% y la productividad de los puestos de trabajo equivalentes bajó un 3,9%.

 

En el cuarto trimestre de 2020 las horas trabajadas disminuyeron un 6,1% interanual, tres décimas más que en el trimestre anterior, y el número de puestos de trabajo equivalentes se redujo un 5,2%, cuatro décimas más, lo que supone la pérdida de 962.000 empleos a tiempo completo en un año.