La doble vacunación Covid y gripe: acertar y cuidar los detalles
Cyl dots mini

La doble vacunación Covid y gripe: acertar y cuidar los detalles

Vacunación masiva del Covid-19, con su tercera dosis, y de la gripe en Tamames

La complejidad de vacunar a la vez de gripe y de Covid ha dado lugar a algunas situaciones discutibles por la especial situación: Sanidad tiene que hacer el mayor esfuerzo para que se haga bien y para eso hay que planificarlo al detalle.

Castilla y León ha vuelto a empezar con las vacunas en un momento crucial. Con la pandemia en mínimos, pero con malos augurios en Europa, es el momento de rematar la protección de los castellanos y leoneses con la tercera dosis, y hay que hacerlo ya. Por eso es fundamental una buena estrategia, que acierte con el protocolo , que cuide hasta el último de los detalles y que permita mantener la buena nota que el sistema sanitario público ha logrado hasta ahora.

 

Para este nuevo reto, la Consejería de Sanidad ha establecido una suerte de “sistema mixto” de vacunación que contempla la doble vacuna. Para los mayores de 70 años, llamamientos masivos en las provincias de Ávila y Palencia, citaciones personales en Zamora y compaginado uno y otro sistema en el resto de provincias entre el medio rural y el urbano, donde se harán llamamientos para evitar que se no se acumulen en los centros de salud. Quien no pueda acudir a los centros donde se hagan los llamamientos masivos será citado en su centro de salud. Las personas de entre 60 y 69 años y menores de 60 con factores de riesgo se vacunarán frente a la gripe de la forma habitual, es decir, en centros de salud. 

 

Sobre el papel, todo perfecto, pero los primeros días han arrojado algunas imágenes que no parecen las más adecuadas en aquellos sitios donde se ha empezado a vacunar, especialmente allí donde ha tocado el pinchazo simultáneo de Covid y gripe. Con el Invierno acechando, no parece lo más adecuado obligar a hacer cola a personas de avanzada edad, de pie y en la vía pública, para vacunarse en un pabellón donde las condiciones no son mucho mejores. Las mantas en la vacunación de la localidad de Tamames han llamado mucho la atención y demuestran que hay detalles mejorables.

 

El proceso es muy complejo y explica en buena medida que haya que tomar algunas decisiones comprometidas. El tratamiento de la vacuna del Covid y la de la gripe son muy diferentes, ya que la primera necesita condiciones especiales de conservación, a muy baja temperatura, y se tiene que usar en cuanto se abren los viales. Eso condiciona cómo se hace la vacunación, que para ser eficiente tiene que ser más masiva que individual. El frío es algo con lo que hay que contar a estas alturas, tanto en grandes recintos como en pequeños pabellones, pero hay que buscar soluciones para evitar situaciones que, para determinados grupos de edad, constituyen un riesgo.

 

Castilla y León ha demostrado que lo sabe hacer bien. La vacunación general han sido un éxito de principio a fin, tanto en el inicio en residencias como en la fase masiva, igual que las primeras fases de la tercera dosis en residencias, todo un mérito siendo algo nuevo y más complejo que la campaña de la gripe, que suele rodar sin incidencias. El reto es combinarlas bien ahora y cuidar los detalles puede asegurar el éxito.