La Diputación destina todos sus medios materiales y humanos a combatir el incendio de Navalacruz
Cyl dots mini

La Diputación destina todos sus medios materiales y humanos a combatir el incendio de Navalacruz

Incendio de Navalacruz.

Con el objetivo de que las llamas sigan propagándose por la provincia de Ávila.

Ante el incendio que ayer se declaró en el término municipal de Navalacruz y que, hasta el momento, ha afectado a unas 6.000 hectáreas de monte de distintos municipios de la provincia, la Diputación de Ávila ha puesto a disposición del operativo de extinción todos los medios materiales y humanos disponibles para ayudar a los ayuntamientos, vecinos y operarios en la que es “una de las mayores catástrofes medioambientales que hemos vivido en las últimas décadas”, ha valorado el presidente, Carlos García.

 

Tras quedar controlados o extinguidos los fuegos que en la aciaga jornada de ayer sábado se declararon en Piedralaves, Casavieja, El Raso y La Parra, las catorce autobombas que la Institución provincial tiene conveniadas con la Junta de Castilla y León dentro del programa INFOCAL trabajan para sofocar el incendio de Navalacruz, el más virulento y que sigue avanzando sin control de tal manera que han tenido que ser desalojados los núcleos de población de Robledillo, Villaviciosa, Sotalbo, Riofrío y La Hija de Dios.

 

En este sentido, el presidente de la Diputación ordenó esta mañana habilitar una sala completa del Centro Residencial Infantas Elena y Cristina (CRIEC) de la capital abulense para alojar “a quienes han tenido que abandonar sus casas y necesitan cuidados especiales, como es el caso de personas de avanzada edad o delicado estado de salud, para evitar las lógicas incomodidades de tener que permanecer y pernoctar en un pabellón deportivo”, subraya García. A primera hora de la tarde del domingo dos personas de 84 y 86 años se encontraban ya en el CRIEC.

 

Bomberos voluntarios

 

Sobre el terreno del incendio, además de las catorce autobombas, buena parte de los medios que emplean las agrupaciones de bomberos voluntarios y de Protección Civil de la provincia proceden de las aportaciones que, anualmente, realiza la Institución. En los incendios de estas últimas 36 horas, y ahora dedicados en exclusiva al de Navalacruz, intervienen las agrupaciones de bomberos voluntarios de El Tiemblo, Navaluenga, Sotillo de la Adrada, Burgohondo y Arenas de San Pedro, además de 16 agrupaciones de Protección Civil de otros tantos municipios y la Agrupación de Apoyo y Rescate Provincial (ARPA).

 

Por otro lado, operarios del departamento de Construcciones Civiles están colaborando con la intendencia y organización de los centros de la capital abulense donde se va a acoger a los desalojados, tanto en la adecuación de espacios como en la aportación de materiales como toallas, mascarillas y gel hidroalcohólico.

 

El presidente de la Institución provincial ha querido mostrar unagradecimiento absoluto a todos los que están entregando su esfuerzo, algunos incluso comprometiendo sus vidas, para acabar con el fuego. A quienes están en primera línea de combate, nuestra total admiración, y a quienes se suman a la tarea en labores de apoyo, como ayuntamientos, tejido asociativo, fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado, policías locales, etc., nuestra gratitud infinita en estas horas tristes para la provincia”.

 

Carlos García ha lamentado “la concurrencia, estos días, de todas las circunstancias meteorológicas más adversas que, unidas a la fatalidad, han hecho de este incendio una colosal tragedia que Ávila y los abulenses no merecen”.