La Diputación de Ávila y la USAL renuevan su apuesta por la prevención de incendios e inundaciones en el ámbito rural
Cyl dots mini

La Diputación de Ávila y la USAL renuevan su apuesta por la prevención de incendios e inundaciones en el ámbito rural

Ávila inundada

El proyecto para la prevención de incendios e inundaciones cuenta con una inversión de 100.000 euros por parte de la Diputación provincial.

El diputado de Cultura, Eduardo Duque, junto a José Miguel Mateos, vicerrector de Investigación y Transferencia de la Universidad de Salamanca, y Diego González Aguilera, director del grupo de investigación TIDOP han presentado hoy en el Torreón de los Guzmanes el convenio para la prevención de incendios e inundaciones en la provincia abulense.

 

Es el segundo año de vigencia de este convenio entre la Diputación y el grupo TIDOP para el apoyo al estudio de la prevención contra incendios e inundaciones en la provincia de Ávila 2021. Supone la inversión total de 100.000 euros por parte de la Diputación, 30.000 euros de los cuales corresponden a este año.

 

El grupo TIDOP, creado en 2005, perteneciente al Departamento de Ingeniería Cartográfica y del Terreno de la Universidad de Salamanca, investiga en el campo geoespacial, ingeniería y arquitectura y es líder europeo en geotecnología y geoinformación. Gracias a ello este proyecto de provincia cuenta con una tecnología muy avanzada al servicio de la prevención y de la seguridad de los abulenses que viven en los 247 municipios.

 

Combina “la excelencia y la innovación tecnológica” para “avanzar en un materia clave para la ciudadanía” como lo es la prevención de incendios e inundaciones. Ha desarrollado un sistema de información geográfica que se trata de una herramienta para realizar un estudio preventivo de incendios e inundaciones.

 

Esta herramienta busca establecer un perímetro entre la interfaz urbana y la forestal, así facilita las labores de limpieza y de campo de la Diputación y priorizar las zonas según su peligrosidad. Además, se han incorporado al sistema ciertos datos como la geolocalización de hidrantes, polígonos industriales y gasolineras, que son elementos claves para la extinción de incendios.

 

Por otro lado, se ha diseñado una tipificación de incendios e inundaciones que delimitan las competencias de la Diputación y de la Junta de Castilla y León. Se han elaborado mapas de riesgo en los que se coloca a la capital, Blascosancho, Candeleda, Cardeñosa y Espinosa de los Caballeros entre los municipios con mayor riesgo de inundación. Al mismo tiempo se han geolocalizado las infraestructuras que puedan provocar el efecto de tapón en las inundaciones.

 

Para 2022, se pretende incorporar a la investigación imágenes satelitales que ayuden a saber cuál es el modelo de combustible que influye en la propagación del fuego y del que no se suele tener mucha información. Además de auditar de manera mucho más sencilla el terreno quemado”, ha declarado Diego González.

 

No obstante, González Aguilera ha recalcado el valor de que la población sea consciente de lo que representan estos desastres y la importancia de la prevención de los mismos.