La DGT prevé 79.000 desplazamientos por la provincia en la 'Operación Retorno' de verano

'Operación Retorno' de verano. (Foto: archivo)

Durante los dos días y medio coincidirán en carretera los ciudadanos que regresan de sus vacaciones con los que se desplazan a disfrutar del fin de semana

La Dirección General de Tráfico pone en marcha desde mañana viernes, 30 de agosto, a las 15:00 horas y hasta las 24:00 horas del domingo 1 de septiembre, la operación especial de tráfico “Retorno del Verano”, en la que se estima que se produzcan 719.000 de desplazamientos por carretera en Castilla y León, de ellos 79.000 serán por la provincia de Ávila.

 

La operación especial se amplía hasta incluir el primer día de septiembre pues tal y como se ha constatado en los últimos años los desplazamientos tanto de salida de vacaciones como de retornos se realizan principalmente aprovechando los fines de semana, razón por la que en este caso el retorno se amplía hasta el día domingo 1 de septiembre.

 

Durante los dos días y medio coincidirán en carretera los ciudadanos que regresan de sus vacaciones con los que se desplazan a disfrutar del fin de semana. Por este motivo, se producirán desplazamientos de retorno desde las zonas turísticas de costa y descanso hacia los grandes núcleos urbanos, previéndose un regreso escalonado durante todo el periodo de operación, en especial el domingo. Además de desplazamientos habituales de un fin de semana estival.

 

Con todo este flujo de vehículos en carretera, la DGT ha establecido una serie de medias de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico, con el objetivo de facilitar la movilidad y fluidez de los distintos usuarios de la vía y velar por la seguridad de todos ellos. Entre los que destacan la instalación de carriles adicionales y reversibles con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria y en las principales carreteras de acceso a las grandes ciudades. La restricción de la circulación de vehículos de mercancías peligrosas, transporte especial y camiones en general y a los que transportan determinadas mercancías en ciertos tramos, fechas y horas.

 

A estas medidas se suman  800 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil destinados en Castilla y León que velarán por la seguridad de los ciudadanos que se desplacen por carretera, auxiliaran a los conductores que lo necesiten y vigilarán que se realice una conducción segura, de acuerdo a las normas de circulación.

 

Más de 90 funcionarios y personal técnico especializado de la DGT que atiende en el Centros de Gestión de Tráfico Norte, además de empleados de empresas de conservación y explotación del Ministerio de Fomento y del resto de titulares de la vía, así como personal de los servicios de emergencia.

 

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, así como las 24 cámaras situadas a los largo de las carreteras en Castilla y León, continúan prestando especial atención al uso del cinturón de seguridad y a la no utilización del teléfono móvil durante la conducción. No debemos olvidar que las distracciones son un factor concurrente en el 32% de los accidentes mortales que tiene lugar en nuestro país.