La deuda del Ayuntamiento se sitúa en 38'7 millones de euros: cada abulense 'debe' 671'6 euros

Jesús Manuel Sánchez Cabrera y Ángela García Almeida, durante la rueda de prensa este martes. (Foto: Carlos Jiménez).

El Equipo de Gobierno señala que la situación económica exige tomar medidas.

"La situación económica del Ayuntamiento es grave y compleja". Así de rotundo se ha mostrado Jesús Manuel Sánchez Cabrera, alcalde de Ávila, a la hora de informar de la situación actual de las arcas municipales, unas cuentas que "exigen tomar medidas" con el objetivo de "no tener que suspender ningún servicio".

 

Acompañado por la teniente de alcalde de Servicios Sociales y Hacienda, Ángela García Almeida, el primer edil de la capital amurallada ha comparecido ante los medios de comunicación para explicar la situación económica que se han encontrado en el Consistorio de la ciudad, una decisión basada en el "compromiso que adoptamos de ser transparentes" con los ciudadanos.

 

Con los datos actualizados en julio de este año, el Ayuntamiento de Ávila tiene una deuda total de 38'7 millones de euros, una cifra que se traduce en una deuda de 671'6 euros por habitante, ya que la capital tiene una población de 57.657 personas. según el último censo del Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

¿El motivo de esta deuda? El Consistorio abulense tiene más gastos que ingresos, una situación que "viene alargándose en el tiempo" desde hace varios Presupuestos anuales, tal y como ha explicado Sánchez Cabrera.

 

Origen de la deuda municipal

 

El total de la deuda actual está compuesto por 9 préstamos bancarios con un valor de 30.326.628 euros; un anticipo del canon de Aqualia, cuya amortización acaba este año, por valor de 900.000 euros; un anticipo del canon de Somacyl de 4 millones de euros; y las facturas pendientes de pago, cuya cifra total es de 3.482.984'99 euros.(2'8 millones de euros de 2018 y 638.789 euros de ejercicios anteriores).

 

Además, el Ayuntamiento de la capital debe hacer frente a cuatro compromisos adquiridos por las Corporaciones municipales de anteriores legislaturas: obras de captación de agua de Las Cogotas (7 millones de euros), EDUSI (5 millones de euros), ARU La Cacharra-El Seminario (1'6 millones de euros) y la piscina cubierta (800.000 euros), unas inveriones comprometidas que ascienden a un total de 14'4 millones de euros.

 

Unido a todo ello, el contrato de residuos y limpieza viaria se encuentra vencido desde el 1 de julio de 2018, siendo éste de una cantidad de 5'6 millones de euros y "debiendo" aumentar el mismo en un millón de euros más según los técnicos municipales para ofrecer un servicio de garantías, así como un recurso por valor de 700.000 euros por las obras del Lienzo Norte que se encuentra a la espera de la sentencia que dicte el Tribunal Supremo.

 

Además, se encuentra pendiente la elaboración y aprobación de la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) en el Consistorio abulense, cuyo último anteproyecto aumentaba en 2 millones de euros anuales el pago de los emonumentos de los funcionarios y trabajadores municipales debido a la falta de personal en los servicios municipales, Policía Local y Cuerpo de Bomberos.

 

Nuevo proyecto de ordenanzas fiscales

 

Con este panorama económico, el alcalde de Ávila ha explicado que el Equipo de Gobierno trabaja en las "medidas" que serán adoptadas con el objetivo de "garantizar" los servicios municipales a los abulenses y lograr un "equilibrio" presupuestario, las cuales serán anunciadas mañana miércoles a través de un nuevo Proyecto de Ordenanzas Fiscales.

 

Tras agradecer el trabajo que están realizando en el día a día los funcionarios y trabajadores municipales, Sánchez Cabrera ha informado que la Corporación ya trabaja en la elaboración de unos Presupuestos para 2020 con los ajustes "necesarios" para "acometer" los retos futuros de la ciudad.

 

Aunque actualmente no ha tenido que suspenderse ningún servicio municipal por falta de liquidez económica, el primer edil de la ciudad amurallada ha adelantado que habrá una contención del gasto con el fin de hacer frente a los pagos pendientes, ya que "si no se toman medidas no cumpliremos con las obligaciones".

 

Crisis económica

 

"Hay un antes y un después de la crisis económica en el sector de la construcción", ha añadido Sánchez Cabrera, tras hacer referencia a una "ciudad sobredimensionada que dependía del urbanismo para hacer frente a los servicios".

 

Por último, el primer edil de la capital ha apuntado que "no podemos dejar que esto siga así", por lo que ha resaltado que el Equipo de Gobierno debe "estructura y organizar la deuda para que ésta cueste lo menos posible a los abulenses".