La denuncia de un abulense permite destapar un fraude de llamadas a un número 800

El modus operandi de estos estafadores consistía en la constitución de una empresa tapadera con sede en Madrid que, aprovechándose del desconocimiento de los usuarios, pedía que se llame a un teléfono 807 para tramitar la baja del fichero de morosos.

Agentes de la Policía Nacional han identificado al autor de un fraude mediante el denominado timo “de los números 800”. La investigación se inició a raíz de una denuncia formulada por un vecino de Ávila, que alertó de que al ir a solicitar un préstamo, recibió un mensaje indicándole que no podía realizar la citada financiación ya que figuraba inscrito en una lista de morosos por un impago, si bien no se le especificaba con quien tenía la deuda.

 

Cuando la víctima se puso en contacto con la empresa supuestamente gestora de listado de morosos, le indicaron que para conocer los detalles de la presunta deuda debía llamar a un teléfono con prefijo 807 de tarifación especial, donde harían gestiones para facilitarle los datos solicitados. Realizó entonces la llamada, manteniéndole en línea durante más de 25 minutos tras los cuales no le facilitaron ninguna información.

 

Posteriormente la víctima recibió un correo electrónico, donde se le indicaba como darse de baja del fichero de morosos, llamando a otro número de tarificación especial, pero seguían sin especificarle con que empresa había contraído la deuda. La víctima desconfió y tras consultar con su banco descubrió que el verdadero número de teléfono de la empresa gestora de listados de morosos era otro, y que dicha empresa jamás actúa de esa manera, recibiendo posteriormente un abultado cargo en su factura telefónica.

 

Las pesquisas realizadas permitieron descubrir que el modus operandi de estos estafadores consiste en la constitución de empresas tapadera que, aprovechándose del desconocimiento de los usuarios, piden que se llame a un teléfono 807 para tramitar la baja del fichero de morosos, algo a todas luces irregular ya que las verdaderas compañías gestoras de ficheros de morosos jamás dan información telefónicamente, pues no se puede acreditar la identidad de la persona que llama.

 

Los agentes lograron obtener los datos tanto de los administradores como de los responsables del número 800, auténticos beneficiados del fraude investigado. La empresa investigada tiene su sede social en Madrid.

 

Noticias relacionadas