La Covid-19: Un riesgo nuevo y sin catalogar para las empresas abulenses de prevención
Cyl dots mini

La Covid-19: Un riesgo nuevo y sin catalogar para las empresas abulenses de prevención

Juan José Jiménez, director de Prevenlabor y presidente de la Asociación de Servicios de Ávila, integrada en CONFAE.

El sector está integrado en la Asociación de Empresas de Servicios de CONFAE.

Desde que se decretó el estado de alarma el pasado mes de marzo, muchas fueron las empresas que se vieron obligadas a cerrar de manera forzosa. Pero muchas otras tuvieron que continuar con su actividad o incorporarse a ella de manera paulatina, según iban avanzando las semanas y/o se entraba en las distintas fases de desescalada.

 

El sector de la prevención de riesgos laborales, integrado en la Asociación de Empresas de Servicios de CONFAE, fue uno de los que no se detuvo en ningún momento, aumentando su volumen de trabajo incluso ante la pandemia al declararse la Covid como enfermedad laboral.

 

Prevenlabor es una de las empresas que, a pesar de tener al 70 por ciento de la plantilla en ERTE en su momento, no descansó ante la demanda de protocolos para garantizar la protección de los trabajadores ante el nuevo riesgo surgido por la exposición al Covid-19 en las empresas españolas.

 

«El riesgo era nuevo, no estaba catalogado ni previsto, no existía ninguna medida de prevención para este tipo de riesgo en concreto», señala Juan José Jiménez, director de Prevenlabor y presidente de la Asociación de Servicios de Ávila, integrada en CONFAE. Todo ello hizo que cambiara «nuestra forma de evaluar y tuviéramos que tener presente el nuevo riesgo al que se enfrentaban las empresas».

 

Nuevos riesgos

 

Y es que, hasta bien entrado marzo o principios de abril, nunca se había «evaluado algo así, no había constancia de los nuevos riesgos surgidos para los trabajadores de prácticamente todos los sectores laborales. La principal dificultad fue, además de atender a todas las empresas en tiempo, tener la capacidad para implementar en los centros de trabajo las actuaciones y protocolos de seguridad pertinentes frente al Covid, teniendo en cuenta la variedad de sectores laborales que atendemos», explica  Jiménez. «Cada sector tenía sus propios riesgos que proteger, cada uno era distinto y con unos protocolos específicos, como en el caso de las residencias, donde ha habido una incidencia del coronavirus muy importante», explica.

 

El volumen de trabajo de esta empresa ha sido «enorme y se ha sumado a la adaptación de los protocolos a cada caso particular. Nos encontramos con que tuvimos que formar a los trabajadores en la prevención y protección frente al nuevo riesgo».

 

Otro aspecto importante ha sido la realización durante estos meses de «los test PCR y serologías con toma de muestra sanguínea, analizada posteriormente en laboratorio, con resultados 100% fiables».

 

En cualquier caso, Jiménez incide en la importancia de las tres medidas básicas de seguridad para cualquier persona o negocio: «limpieza, distancia social y control de los contagios y posibles contagiados».