La Catedral de Ávila abre las puertas de la Torre del Campanario
Cyl dots mini

La Catedral de Ávila abre las puertas de la Torre del Campanario

Fernando Gutiérrez, Óscar Robledo y Francisco Moya, La Catedral de Ávila. Foto:Emma Fragua

Se podrá visitar a partir de este martes, 1 de agosto, y ver los cuatro espacios como la casa del campanero, la Catedral desde arriba, el campanario y el entresuelo de las bóvedas de la basílica.

 

La Torre del Campanario de la Catedral de Ávila se podrá visitar a partir de este martes, 1 de agosto, con grupos de máximo cuarenta personas, acompañadas de guía y con un coste de dos euros más la entrada general, donde se incluirán cuatro espacios para ver: la casa del campanero, la Catedral desde arriba, el campanario y el entresuelo de las bóvedas de la basílica. Los horarios serán de lunes a sábado, desde las 11:00 hasta las 13:00 horas y desde las 16:00 hasta las 20:00 horas, exceptuando el domingo que será a partir del mediodía.

 

La nueva visita, situada en la bóveda gótica, se accede por unas escaleras de caracol de 113 escalones, donde se encuentra los diferentes espacios con sus respectivas alturas y en las cuales se podrá disfrutar de las vistas, sobre todo desde la torre, tal y como ha señalado el Deán de la CatedralFernando Gutiérrez.

 

 

Este proyecto lleva ya varios años, empezando así con la exposición de Santa Teresa de Jesús pero en esta ocasión se han llevado a cabo actuaciones, "de limpieza, de pintura y el amueblamiento de los espacios" como lo ha indicado el arquitecto José Ramón Duralde. Además, Fernando Gutiérrez ha justificado que es una manera para que todos los que visiten la Catedral la vean "en todos sus secretos".

 

Asi mismo, el director de desarrollo de negocio de la empresa Artisplendore, Francisco Moya, ha asegurado que se  ha puesto en marcha para que "se pueda disfrutar del mes que más turismo tiene la basílica" con más de 26.000 personas, aunque las audioguías se incluirán "en unos cuatro o cinco meses".

 

La Casa del Campanero

El espacio se ha adornado con muebles de la época y como ha comentado el Deán de la Catedral "aunque parezca mentira, Don Vicente Aparicio, es quien empezó a comprar los muebles para ponerlos en el hogar del campanero".

 

Esta vivienda se sitúa sobre la fachada oeste de la colegiata abulense, al mismo nivel del cuerpo de las campanas de la torre que lleva deshabitada unos cuarenta años del siglo XX.

 

Además, esta sencilla casa de estilo castellano cuenta con una sala y dos alcobas, cocina con su chimenea, y otras pequeñas habitaciones, de esta manera el arquitecto ejemplificaba "la vida de la catedral" con una persona que vivía en esas bóvedas.

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas