La carta de los padres de Laura Luelmo: "Merecemos que el Estado nos pida perdón por su fracaso"

Laura Luelmo

Los padres de Laura Luelmo han remitido una carta a las Cortes de Castilla y León, en la que opinan que "los monstruos y seres perversos no pueden convivir en una sociedad a la que odian".

La familia de Laura Luelmo, la joven zamorana asesinada en el pueblo onubense de El Campillo el pasado 12 de diciembre se habían mantenido en silencio hasta ahora, momento en que han levantado la voz quejándose, como le pasa a muchas otras víctimas, de el no cumplimiento de las penas

 

La carta, firmada por José Ángel Luelmo y María Teresa Hernández y que ha dado a conocer ABC en su edición de hoy, fue enviada el pasado 24 de enero y agradece "enormemente" a los procuradores de las Cortes su "sentido pésame" así como el "homenaje de condolencia y afecto" de la sociedad castellanoleonesa a la que representan y la referencia a su memoria el día 18 de diciembre de 2018 con ocasión de la desaparición y asesinato de su hija.

 

También agradecen el "testimonio de repulsa del hecho cruel y doloroso", de la forma "salvaje en que le fueron arrebatados la vida, la juventud, los sueños, los proyectos, su carrera", en un momento en que Laura "empezaba a florecer" como mujer y como docente, en el ejercicio de una vocación por la que "lo dio todo, incluso su vida".


Sin embargo acusan al Estado de haber fracasado estrepitosamente al no ser capaz de garantizar el derecho a la vida y a la integridad física de nuestra hija al exponerla a un ser monstruoso que, habiendo pasado por instituciones penitenciarias con el fin último del cumplimiento de su pena y su total rehabilitación para la inserción social, en el momento en que sale en libertad comete de nuevo, en la persona de nuestra hija, los dos actos (asesinato y agresión sexual) por los que fue anteriormente condenado“.

 

La familia ha pedido a los políticos que "reflexionen" ya que "algún día les puede tocar de cerca" y exigen "una disculpa y una petición pública de perdón del Estado por su tremendo fracaso en la no consecución del cumplimiento de la pena".

 

Además, han pedido una revisión del Código Penal para endurecer penas: "Los asesinos y violadores reincidentes que no tienen ni han mostrado su voluntad de recuperación no pueden seguir violando y matando y las penas por este tipo de delitos se cumplan íntegras".

 

"Los monstruos y seres perversos no pueden convivir en una sociedad a la que odian y contra la que van a seguir actuando", zanjan.