La calificación de la imprudencia será clave en el juicio por la muerte de las tres temporeras de Niharra

Audiencia Provincial de Ávila. (Foto: archivo)

La Fiscalía pide para la conductora. única acusada, una pena de 3 años y 2 meses de prisión por delitos de homicidio por imprudencia grave

Visto para sentencia el juicio por el accidente que en el año 2016 se cobró la vida de tres temporeras de nacionalidad búlgara en la N-502, a la altura del kilómetro 11 en el término municipal de Salobral. Estas tres personas junto a otras siete viajaban en un Nissan Patrol, ideado para nueve plazas, cuando un camión embistió al vehículo a la salida de un camino. El resto de ocupantes del todoterreno resultaron heridos, y también trabajaban junto a las otras tres en una explotación dedicada al cultivo de fresas de la localidad de Niharra.

 

Tras los hechos, la fiscalía dictó el escrito de acusación contra la conductora por entender que había cometido una acción imprudente por haberse saltado un stop para acceder a la N-502. En el juicio, realizado esta mañana en la Audiencia Provincial de Ávila, la conductora del vehículo ha afirmado que sí realizó el stop pero que no vio al camión, mientras el camionero admite que solo vio el Patrol una vez que estaba invadiendo su carril. Por su parte, la Guardia Civil ha testificado que el camión iba a más velocidad de la permitida, pero que la causa principal del accidente fue no respetar el stop por parte de la conductora.

 

La clave del juicio, según el Fiscal de Seguridad Vial de Ávila, Óscar Barrios, va a estar “en que el juez considere que la imprudencia cometida es grave, menos grave o leve”. Por lo que ésta pide una pena de 3 años y 2 meses de prisión por tres delitos por homicidio imprudente grave, cinco delitos por imprudencia grave y otro de lesiones. Mientras que la defensa rebaja la tipificación a imprudencia leve de manera subsidiaria y si fuera grave a solo dos años de prisión.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: