La autopsia oficial del fallecimiento de George Floyd revela que murió por "homicidio"

La familia de George Floyd, el afroamericano muerto durante una detención policial

Publican el nuevo informe horas después de que la familia de Floyd hiciera público el resultado de una autopsia independiente, que sí secundaba esta teoría.

La autopsia realizada por el condado de Hennepin, Minesota, ha revelado que la muerte de George Floyd mientras estaba siendo detenido por la Policía de Mineápolis fue un "homicidio", como consecuencia de "la sumisión, la restricción y la compresión del cuello" que sufrió la víctima cuando estaba siendo inmovilizado por el agente Derek Chauvin.

 

Floyd murió como consecuencia de "una parada cardiopulmonar cuando estaba siendo detenido por los agentes de la ley". En el mismo texto se cuenta que la víctima padecía problemas cardíacos previos y se halló restos de haber consumido recientemente metanfetamina.

 

Las autoridades forenses, que en un primer momento descartaron que la muerte se hubiera producido por asfixia, han publicado el nuevo informe horas después de que la familia de Floyd hiciera público el resultado de una autopsia independiente, que sí secundaba esta teoría.

 

La asfixia según esta fuente fue provocada por una compresión continuada del cuello y la espalda que provocaron una falta de riego sanguíneo al cerebro, según ha explicado en rueda de prensa un abogado de la familia, Ben Crump, y recoge la prensa estadounidense.

 

La doctora Allecia Wilson, responsable de esta nueva autopsia, describe como "homicidio" la forma de la muerte de Floyd. Crump ha subrayado que Floyd estaba "muerto en el lugar" de la detención.

 

"La ambulancia fue su coche fúnebre", ha afirmado Crump. "Los policías fueron los causantes de la muerte", ha remachado otro abogado de la familia, Antonio Romanucci, que ha denunciado "fallos graves y sistémicos en la Policía de Mineápolis".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: