La Asociación Provincial de Autoescuelas respalda las reivindicaciones de los examinadores de tráfico

Desde la Asociación Provincial de Autoescuelas de Avila, coherente con el criterio del sector manifestado unánimemente en la Asamblea General de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), celebrada el pasado 24 de noviembre, apoyamos la demanda hecha al Gobierno de España por el sector de autoescuelas de todo el Estado urgiendo la adopción de las medidas oportunas tendentes a la atención de la demanda económica del colectivo de funcionarios examinadores de la Dirección General de Tráfico.

 

Como es sabido, este colectivo profesional ha planteado la posibilidad de inicio de una huelga en el caso de no cumplirse sus demandas económicas, y cuyas consecuencias son devastadoras para nuestro sector y para la sociedad misma. Si esta nueva amenaza de huelga se llevase a cabo y fuese efectiva, un gran número de empresas del sector se verían indefectiblemente abocadas a la ruina.

 

Nuestro sector, que está superando con muchas dificultades la recesión de consumo producida por la crisis económica, aún se está resintiendo de los problemas generados a raíz de la anterior huelga de este colectivo de funcionarios del Estado, pero difícilmente podría superar otra situación similar. La situación es ya crítica para muchas de nuestras empresas.

 

Por ello, desde estas líneas, se reitera la solicitud de desbloqueo de la situación y se atiendan las demandas de ese colectivo profesional, previstas además en los Presupuestos Generales del Estado de 2018, evitando así, entre otras consecuencias, la mencionada convocatoria de una huelga que "asolará sin ningún género de dudas nuestro sector".

 

Relacionado con ello, y en el desafortunado caso de convocatoria de huelga, "solicitamos la aplicación de servicios mínimos que posibiliten en la medida que legalmente sea posible prestar servicio a la sociedad". 

 

“Desde nuestro colectivo se espera que, como la anterior huelga (el pasado verano), no haya un seguimiento elevado que pueda significar un perjuicio para nuestros clientes, ya que algunos de ellos podrían no examinarse hasta enero y quedarían así un mes parados”, afirma Óscar Jiménez Albarrán, presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas.

 

Tras señalar que en Ávila existen tres examinadores y un coordinador, Jiménez Albarrán expresa su respaldo con dicho colectivo porque reclaman algo que les corresponde: el incremento retributivo del complemento específico aprobado en la Ley 6/2018, de 3 de julio de Presupuestos Generales del Estado. Por eso piden al Gobierno que haga todo lo posible para solucionar esta situación lo antes posible.