La Asociación Profesional de la Guardia Civil pide mejorar las condiciones sociolaborales de los 78.000 efectivos

“Es necesario que la sociedad conozca nuestras carencias, porque hasta ahora hemos sido la voz callada de un colectivo de hombres y mujeres que vemos como los diversos gobiernos nos han venido abandonando”.

La Asociación Profesional de la Guardia Civil (Jucil) defendió el dialogo con el Ministerio del Interior y la Dirección de la Guardia Civil para alcanzar acuerdos y mejorar así las condiciones socio laborales de los 78.000 efectivos de la benemérita. “Es necesario que la sociedad conozca nuestras carencias, porque hasta ahora hemos sido la voz callada de un colectivo de hombres y mujeres que vemos como los diversos gobiernos nos han venido abandonando”, recalca el secretario general de Jucil, Ernesto Vilariño.

 

Entre las carencias que detectan, apunta que el acuerdo de mejoras salariales firmado con el actual ejecutivo es insuficiente, porque “no es una equiparación real, total y absoluta con las policías autonómicas”. “En Jucil reivindicamos la necesidad de dialogar con los responsables del Ministerio del Interior, desde el respeto a la institución, la pluralidad y el intercambio de conocimiento, y para ello necesitamos ser escuchados por aquellos que han votado los ciudadanos. Ahora más que nunca, pedimos esa escucha activa para contribuir en una mejor seguridad para todos los españoles”, señala.

 

La asociación, que agrupa a más de 10.000 afiliados, aprovecha la celebración este lunes de la patrona de la Guardia Civil, la Virgen del Pilar, para recordar “a los compañeros fallecidos por el COVID-19, los que lamentablemente han perdido la vida en las carreteras, cumpliendo con su deber y para aquellos que se han quitado la vida, ante las condiciones de ansiedad que están sufriendo en los últimos meses”.

 

En este sentido, Vilariño recalca que han pedido al Gobiernoun Plan de prevención de suicidios para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que reduzca la tasa de muertes en la Policía y en la Guardia Civil”. “Sabedores de las condiciones ansiógenas en las que trabajamos, es prioritario poner en marcha un proyecto que aborde a corto plazo esta situación”, explica en un comunicado recogido por Ical.

 

“Apostaremos por la conciliación de la vida profesional con la familiar y que los compañeros cuando se desprenden del uniforme puedan ejercer plenamente como madres y padres. También insistiremos en que se refuercen los medios materiales y humanos para hacer frente a las acciones de los narcotraficantes en Andalucía y que recientemente han puesto en riesgo las vidas de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Es necesario revertir esta situación y además hacer palpable la necesidad de contar nuevamente con el principio de autoridad, para que los agentes de la Guardia Civil se vean amparados por la ley”, completó.

 

Además, se refirió a la llegada de inmigración irregular a las costas españolas, para alertar de la falta efectivos. “Nuestros compañeros están desbordados, nos cuentan que están expuestos a contagiarse y, por tanto, es prioritario poner en marcha protocolos de actuación y medios de protección sanitarios”, remató. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: