La Adrada celebra su primer Día del Niño como Ciudad Amiga de la Infancia
Cyl dots mini

La Adrada celebra su primer Día del Niño como Ciudad Amiga de la Infancia

Niños jugando. (Archivo)

Para concienciar sobre los derechos de los niños y sobre su importante papel en la sociedad

El próximo día 20 de noviembre se conmemora el Día Universal Mundial de la Infancia y la Juventud. Una jornada para la que el Ayuntamiento de La Adrada ha programado distintas actividades lúdicas con un trasfondo y un objetivo primordial: concienciar sobre los derechos de los niños y sobre su importante papel en la sociedad.

 

Este es un año especial para la localidad ya que acaba de recibir el título de Ciudad Amiga de la Infancia de Unicef y ello significa que “vamos por el buen camino. Sin embargo, el hecho de formar parte de la red no quiere decir que nos vayamos a relajar sino todo lo contrario. Ahora debemos trabajar con más ahínco, si cabe, para mantener las exigencias de estar dentro de este listado de ciudades”, ha dicho Roberto Aparicio.

 

Y en esa línea, y para recordar la importancia de preservar los derechos de la infancia y la juventud, el Ayuntamiento promueve un día de fiesta para los más pequeños con castillos hinchables, mini juegos, una actuación de clown, música, o pintacaras que servirán para arropar la lectura de un manifiesto en favor de los niños.

 

Y para los más mayores, ha habido una excursión a la Casa Encendida y su exposición de los niños refugiados del mundo. También se ofrecerá dos actividades lúdicas como el Among Us y Scape Room. Pero lo más importante será la lectura de un manifiesto redactado por los niños vocales del Consejo Municipal de la Infancia y Juventud donde darán voz a sus inquietudes pero también de sus visiones para una mejor calidad de vida para los niños, niñas y adolescentes de La Adrada.

 

“Una Ciudad Amiga de la Infancia es aquella que, siendo consciente de sus problemáticas y áreas de mejora, trabaja a fin de buscar soluciones -tanto a corto como a largo plazo- poniendo foco en los grupos más vulnerables. Solo una comunidad que ponga en el centro de sus decisiones a la infancia y adolescencia, y que promueva sus derechos, puede ser un hábitat saludable y democrático con el resto de los ciudadanos, con su país y con el planeta. Porque cuando los niños y niñas crecen, todos crecemos” ha dicho Roberto Aparicio.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: