La acera de piedra de una calle del centro histórico sobre la que nadie sabe nada

Acera en cemento de la calle Especias.

Equipo de Gobierno y técnicos dicen tener que informarse sobre lo que ha ocurrido con la calle Especias, donde se ha retirado una acera de piedra para sustituirla por cemento.

No sabemos nada. Esta ha sido la respuesta del equipo de Gobierno y de técnicos municipales cuando se les ha preguntado sobre la calle Especias, una pequeña vía empedrada, muy próxima a la Plaza Mayor, y que se encuentra en un estado deplorable. El remate es que ha desaparecido por completo una de sus aceras, en la que las losas de granito han sido sustituidas por un pavimento de cemento.

 

Como denunció TRIBUNA, la calle Especias, que une la plaza del Liceo con la calle Zamora, presenta un estado vergonzoso. Su pavimento está totalmente destartalado, con buena parte de sus adoquines hundidos; es pasto de los orines de los incívicos; y ahora ha perdido una de sus aceras. Son cerca de 100 metros en los que las losas de piedra han sido sustituidas por vulgar cemento; fueron retiradas semanas atrás.

 

Este martes, el asunto llegaba a la comisión de Fomento de la mano del concejal de Ganemos, Gabriel Risco, que ha preguntado sobre la situación de esta calle, escondida y poco transitada, pero a 200 metros de la Plaza Mayor de Salamanca y en pleno área patrimonio de la humanidad. A pesar de que la comisión registraba la presencia de funcionarios municipales y del concejal de gestión urbana (que tiene entre sus responsabilidades el mantenimiento), nadie ha sabido decir nada sobre el motivo por el que está calle está pavimentada con cemento y, más importante, sobre el destino de las losas desaparecidas.

 

Técnicos municipales y el citado concejal se han comprometido a pedir información sobre esta dudosa actuación en pleno centro histórico. También lo tendrá que hacer el flamante concejal de Fomento, Daniel Llanos, ausente de la comisión.

Noticias relacionadas