Juan Saborido: "Quiero dejar una CONFAE limpia, transparente, segura y motivadora"

Ya hay fecha para las elecciones a la presidencia de la Confederación Abulense de Empresarios. El hasta ahora vicepresidente Juan Saborido será quien rija los destinos de los empresarios de Ávila durante los tres meses de transición y Tribuna de Ávila ha charlado con él para conocer qué modelo de CONFAE tiene en mente tras la marcha de Terciado.

Tribuna de Ávila.- Ya han pasado 17 días desde la dimisión de Jesús Terciado. Él no compareció para anunciarlo sino que fue usted quien lo hizo. ¿Se ha cerrado la etapa Terciado en CONFAE?

Juan Saborido.- Lo primero decir que él no compareció porque fue decisión mía que no lo hiciera. En ese momento yo ya era presidente y creía que era yo quien tenía que tomar las riendas y que ya Jesús Terciado no tenía que estar en esa de prensa.

 

La etapa de Terciado para mi es historia desde el momento en que presentó la dimisión. Nosotros no podemos vivir de la historia de un presidente o un expresidente porque CONFAE es mucho más importante que todo eso. Las personas nos vamos, venimos y CONFAE sigue y tenemos que luchar por eso, para que siga, y cada vez más fuerte, y que las personas no ejerzamos una influencia negativa en las asociaciones empresariales porque en el fondo somos servidores públicos y hay que ser muy serios y muy transparentes.

 

TA.- Ya nos dijo que en CONFAE no había irregularidades y que las cuentas estaban auditadas, pero aun así se habló de hacer una auditoría interna cuando el nuevo presidente tomara posesión. ¿No sería factible hacerla antes y que el nuevo presidente no se encuentre ninguna "sorpresa"?

JS.- No es factible. Nosotros hacemos auditorías externas todos los años. La de 2013 se cerró y se aprobó en Asamblea General y la de este año se cerrará a final de este año y se aprobará en Asamblea General. Entonces yo considero que no se debe hacer una auditoría porque nos lo diga la prensa, o incluso socios o el presidente de alguna federación y tampoco porque lo diga yo como presidente. La auditoría debe llevarse a nuestros órganos internos y votarse. Si el Comité Ejecutivo y la Comisión Permanente la votan, pues la haremos.

 

Yo tengo la tranquilidad total de que en CONFAE no hay ninguna cosa anormal. En primer lugar porque aquí no se mueven cantidades, nosotros no contratamos obras. El 80% de nuestros cursos se imparten aqui, con personal propio, y solo sacamos fuera el 20 o 25% de los cursos. Y se dan a academias que son socios de CONFAE para que las impartan por turnos.

 

Además los directivos aqui no cobramos absolutamente nada y no tenemos dietas, un tema muy llevado ahora por políticos, expresidentes de Cajas de Ahorros etcétera. El presidente que soy yo no cobra nada, y me consta que cuando era Terciado tampoco cobraba nada de nada. No veo de donde se puede sacar dinero aqui. Todo lo que hacemos, los hacemos muy transparente.

 

TA.- Entonces, abiertas puertas y ventanas, ¿ha entrado la luz en CONFAE?

JS.- Ha entrado. Quieras que no todo lo que ha ocurrido con Jesús Terciado en la prensa, sea verdad o mentira, contamina. Yo no voy a defender a Jesús Terciado porque no es mi misión, pero tampoco voy a echarle tierra encima a un arbol caído porque eso no se puede hacer.

 

Terciado nos ha contaminado mucho, hay que ser sinceros. Llegó un momento en que era presidente de CEPYME, presidente de CECALE y presidente de CONFAE. Eso es mucho cargo para poder atender bien las tres federaciones y yo creo que había un poco de dejación de funciones en CONFAE. Tenía un buen comité ejecutivo que le cubría las espaldas pero yo creo que su presencia faltaba en muchas ocasiones.

 

Por tanto todo lo que ha salido en la prensa, incluso el procedimiento judicial que tiene abierto ahora, no ha hecho más que perjudicarnos. Es cierto que antes nos beneficiaba mucho que el presidente de CEPYME fuera nuestro presidente, venía bien y daba un poco de prestigio, pero eso que nos beneficiaba antes nos ha perjudicado cuando ha surgido el escándalo.

 

TA.- ¿Ya hay fecha para las elecciones?

JS.- Si. Yo soy presidente en funciones y no me voy a presentar, por tanto no tengo ningún interés por hacerme propaganda. Solo me presentaría si no hubiese nadie para esta candidatura pero yo ya se que hay candidatos, aunque no puedo decirle nombres hasta que no se abra el proceso electoral.

 

Las elecciones serán el día 30 de enero. Me hubiera gustado acortar un poco más los plazos pero no se han hecho antes porque hay unos tiempos para las candidaturas en nuestros estatutos que tenemos que respetar. Hay muchas fiestas en Navidad que no son días hábiles y nos han llevado hasta esa fecha.

 

Y he tomado una medida importante. Las elecciones se van a sacar de la sede de CONFAE por primera vez en la vida. Serán en un restaurante famoso de Ávila para que sea una fiesta electoral. Se convocará a todas las autoridades para presentarles al nuevo presidente y antes se ofrecerá una rueda de prensa para que los periodistas le hagan todas las preguntas que consideren oportunas a él y a toda la Junta Directiva.

 

Queremos animar al mayor número de socios con derecho a voto a que vengan a votar. Y desde Tribuna de Ávila y los demás medios quiero también animar a cualquier socio que quiera ser presidente a que se presente. Sería muy bueno que hubiera más de una candidatura pero si hubiera una sola pues también me parecería bien.

 

TA.- La presencia de Ávila en CECALE estaba marcada por la presidencia de Terciado pero se sabe que las relaciones con otras patronales estaban algo enturbiadas. ¿Cómo afronta Juan Saborido esa relación entre patronales, hay acercamientos?

JS.- Ya dije que teníamos que buscar un acercamiento a todas las confederaciones provinciales y se está haciendo. Ya he tenido entrevistas con algunas organizaciones territoriales, me he visto con presidentes y me he brindado a estar a su disposición y colaborar con CECALE.

 

Todos han oído que he pedido la dimisión de Santiago Aparicio. No es por ningún motivo personal porque le considero como una persona honesta, pero entiendo que lleva dos años de presidente y CECALE no tiene representatividad con la Junta de Castilla y León y no termina de arrancar. Yo se que el lastre de Jesús Terciado ha sido muy fuerte pero él tenía que haber roto con ese lastre como yo he roto con Jesús Terciado aquí.

 

Él no lo hizo y eso le ha creado mucho lastre, y dos años después empieza a comentar en la Asamblea General de CECALE del pasado día 11 que él ha visto muchos papeles, que está viendo muchas cosas de Terciado...¿a los dos años se da cuenta? Eso a mi me ha molestado mucho, tenía que haberse dado cuenta el día siguiente.

 

Hay que recordar que el era vicepresidente de Jesús Terciado y yo entiendo que aquí no se está juzgando a Terciado solo sino que hay una junta directiva en la que él era parte importante y si hay una responsabilidad por problemas económicos, porque se han hecho las gestiones mal o incluso una malversación de fondos, que no creo que la haya, no solamente debe ser Jesús Terciado el que pague esa asignatura pendiente, todos los miembros del comité son corresponsables de lo ocurrido.

 

Yo consideraba que si entraba un presidente nuevo a CECALE podríamos romper toda esta historia de Jesús Terciado hacia atrás, porque él no ha sido capaz de romperla. Y eso nos permitiría acercarnos más y mejor a la Junta de Castilla y León, romper este juego de falta de credibilidad, conseguir una unión mayor y agilizar todo lo que tenemos pendiente con la Junta de Castilla y León.

 

La unión de las territoriales es necesaria. Se ha hablado siempre de que si Salamanca creaba muchos problemas pero yo pienso que no. Lo que ha hecho es intentar que los números estén claros y no por eso es el malo de la película. Hago una aproximación desde aqui a Salamanca, como a León o como a Burgos, porque tenemos que estar juntos y dar la imagen a Castilla y León de que estamos unidos, pero sí es cierto que aun hay alguien que no ha sabido pasar del lastre de Jesús Terciado y eso es lo que a mi me preocupa.

 

Es algo que yo he hecho radicalmente en Ávila porque si yo voy a estar tres meses de presidente en funciones no voy a estar enfangando y hablando de Jesús Terciado. Haría un flaco favor a mi organización. Soy una persona resolutiva y entiendo que resolución es lo que yo estoy haciendo.

 

TA.- Dejando de lado a Terciado entonces, ¿Como está encajando el empresario abulense los cambios que usted está realizando y lo que quiere hacer en estos tres meses?

JS.- Lo están encajando estupendamente. Es un momento apasionante para mi. El Comité Ejecutivo de CONFAE sigue en vigor a excepción de Terciado. Ya hemos tenido dos reuniones, se están tomando muchas decisiones, CONFAE no se ha parado. Hemos tenido entrevistas con empresas, asociaciones, hemos acudido a todos los actos, estamos presentes en todos los sitios donde nos están llamando.

 

Le puedo decir que no estamos encerrados solo en el tema electoral, que es una cosa hecha, seguimos trabajando. Estamos intentando llegar a acuerdos con Bankia, con el Banco Sabadell o con el Ayuntamiento para pedir una ayuda porque la cuarta planta de este edificio (la sede de CONFAE) está infrautilizada y he mandado que todos los trabajadores pasen a la tercera para cerrar la cuarta y no tener unos gastos innecesarios, pero queremos utilizarla para hacer un centro de negocios, un vivero de empresas. Un proyecto mío y de mi Junta, apasionante, que presentaremos a la Asamblea General para que se apruebe.

 

Este centro serán unas 16 o 17 oficinas en las que podamos dar a los nuevos emprendedores un lugar para instalar su despacho para reunirse, con su wifi, su secretaria, teléfonos...ayudarles a que arranquen en sus negocios. Las instalaciones que tenemos en CONFAE hay que aprovecharlas. Nos va a dar un motor importante porque se trata de dinamizar Ávila. Por eso pediremos ayuda al Ayuntamiento o a la Diputación, porque todos andamos muy mal de dinero, y sino lo haremos con nuestros propios recursos.

 

TA.- Para terminar, ¿puede definir como va a ser la CONFAE que quiere dejar Juan Saborido?

JS.- Limpia, transparente, segura y motivadora.