José Luis Rivas, un candidato de caminar y escuchar

José Luis Rivas

Elecciones Municipales 24M. Información electoral del Partido Popular

A José Luis Rivas, candidato a la Alcaldía de Ávila, le gusta caminar. Puede vérsele dando largos paseos por los caminos habituales que utilizan de forma masiva los abulenses para hacer ejercicio, respirar aire puro y olvidarse de las tensiones diarias que la vida nos va dejando a las espaldas.

 

   Pero a José Luis Rivas, que lidera un equipo preparado para gobernar y gestionar Ávila  partir del próximo día 24 de mayo, también le gusta escuchar y conversar, pues ambas cuestiones, van unidas de la mano de forma muy estrecha. “Me gusta pararme a escuchar y , conversar con las personas que te encuentras por el camino, cambiar impresiones, saber cómo les va la vida, como está su familia, sus circunstancias vitales, en definitiva, hacer amistad”, afirma José Luis. Y es que “esta condición mía va a ser fundamental a la hora de gobernar Ávila, a la hora de conocer las inquietudes de mis paisanos, cuando sea alcalde. En mi van a encontrar un vecino más, el que vive al lado de ellos, en su portal o en el rellano de su escalera”.

 

    En uno de sus paseos nos hemos encontrado con el candidato popular en el Puente de Santi Espíritu, sin lugar a dudas uno de los puentes antiguos de Ávila más hermosos. Por él pasan a diario muchas personas caminando, paseando con sus hijos o con sus mascotas, acompañados o mirando sus adentros, bajo el cielo purísimo de Ávila, sobre todo camino del Santuario de Nuestra Señora de Sonsoles.

 

  El puente medieval está cargado de historia en cada una de sus piedras, pero tiene otra condición que resulta muy hermosa “como es la de servir de enlace entre las dos orillas del río Chico, que en estos días de primavera todavía lleva agua”, dice Rivas. Dos orillas de un cauce muy arreglado, que sirve de paseo y de zona para hacer deporte y, tal vez, también, para soñar, “pero dos orillas que se ven unidas por este puente que enlaza el Ávila de hace unas décadas con el Ávila más moderna, donde hay nuevos barrios y nuevos habitantes a los que vamos a dotar de plenos servicios, pues son auténticos pioneros de una nueva ciudad en la que están depositando sus ilusiones y su forma de entender la vida y de ver el mundo, de hacer más ciudad”, recalca Rivas.

 

 Mientras hace estos comentarios se detiene para saludar y conversar con el hortelano que está trabajando en el huerto que hay junto al puente. Un apretón de manos es palabra suficiente para iniciar la conversación. “Es un lujo que en Ávila todavía se conserven elementos tradicionales como esta huerta, un auténtico tapiz de lechugas, cebollas, pimientos, tomates, y además tenemos la suerte de poder enseñar a los más pequeños estos oficios tradicionales y el origen de las verduras”, afirma, y, añade, “es un lujo mayor aún el poderlas comprar en muchos sitios, pero sobre todo en el Mercado de Verduras de los viernes, en El Chico, conservando una tradición que se pierde en los siglos”.

 

   Terminado el encuentro, el hortelano vuelve a mimar la tierra, y el candidato popular prosigue su paseo, mientras la tarde declina, el sol acaricia las torres de la ciudad y José Luis Rivas sigue saliendo al encuentro de sus paisanos, para contarles sus ideas sobre Ávila, lo que quiere hacer para que nuestra ciudad sea solidaria, humana y equitativa, cuestiones  que “pienso llevar a cabo, junto al preparadísimo equipo de personas que me acompaña, con creatividad y talento”, afirma sin dejar de escuchar, hablar y de caminar. Andariego, como la Santa.