José Luis Alonso de Santos y Pablo Andrés Escapa, ganadores del Premio 'ex aequo' de la Crítica de Castilla y León

Anuncio del ’XVIII Premio de la Crítica de Castilla y León. (Archivo)

El alcalde de Ávila da conocer los dos títulos ganadores en el Palacio de los Verdugo. Gonzalo Santonja destaca la calidad ‘extraordinaria’ de todos los títulos finalistas de esta convocatoria.

El jurado del ‘XVIII Premio de la Crítica de Castilla y León ha decidido conceder en Ávila el ’XVIII Premio de la Crítica de Castilla y León’ ex aequo al dramaturgo José Luis Alonso de Santos por su obra ‘Mil amaneceres. Estudio introductorio de Margarita Piñero (Ayuntamiento de Valladolid), y al novelista leonés Pablo Andrés Escapa, por su novela ‘Fábrica de prodigios (Páginas de espuma).

 

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, fue el encargado de dar a conocer los títulos ganadores de entre las dos obras finalistas al término de la deliberación de los miembros del jurado de este galardón literario, acompañado por Ángel Sánchez, concejal de Cultura y los integrantes del jurado

 

El director de la Fundación Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, Gonzalo Santonja, subrayó durante el anuncio del doble premio la “extraordinaria calidad” de los diez títulos que habían resultado finalistas. “Posiblemente es el año que más difícil nos ha resultado hacer la elección”, apuntó Santonja en la rueda de prensa donde se dio a conocer los títulos ganadores.

 

En esta línea, el periodista Jesús Fonseca, miembro del jurado, recalcó que con Mil amaneceres Alonso de Santos “cierra el círculo de su obra dramática, de manera admirable y maravillosa”. “Es un hombre de sentires y pesares hondos, cargados de cercanía, que no se anda por las ramas”, añadió Fonseca.

 

Por su parte, Francisca Noguerol, profesora de la Universidad de Salamanca (USAL) y miembro el jurado, señalo que Andrés Escapa es un autor que pertenece a la tradición del filandón leonés, elogiando también su capacidad de renovación del lenguaje, que continúa la trayectoria de otros grandes autores leoneses como José Antonio Merino o Juan Pedro Aparicio. “Sigue una línea de apuesta por la imaginación”, añadió Noguerol.

 

Los oros titulos finalistas eran: Sobre María Zambrano. Misterios encendidos (Siruela), de Antonio Colinas; Mi corazón visto desde el espacio (Menoscuarto), de Alejandro Cuevas; La Brigada 22 (Pepitas de Calabaza), de Emilio Gancedo; Una tumba en el aire (Galaxia Gutenberg), de Adolfo García Ortega; Jardín Gulbekian (Visor), de Juan Antonio González Iglesias; Todos los tiempos (Difacil), de Mauricio Herrero Jiménez; Lumbre y ceniza (Devenir), de Yolanda Izard Anaya y Juventud de cristal (Alfaguara), de Luis Mateo Díez.

 

El jurado que se ha encargado de las deliberaciones ha estado copresidido por el periodista Carlos Aganzo y el director del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, Gonzalo Santonja. Además, en condición de vocales han participado Inmaculada López de la Hera (Diario de Burgos), Joaquín Sánchez Torné (Diario de León), David Casillas (Diario de Ávila, Pedro Ojeda Escudero (Universidad de Burgos); César Millán Díez, (crítico literario, Soria), Jesús Fonseca (periodista, Valladolid), Francisca Noguerol (Universidad de Salamanca), Javier San José (Universidad de Salamanca) y Natalia Álvarez (Universidad de León).