Joaquín Antonio Pino y Donaciano Dujo piden a la misistra que atienda los problemas del campo castellano y leonés

En la VIII Convención de empleados de ASAJA Castilla y León.

 

El presidente de ASAJA Castilla y León, Donaciano Dujo, y el presidente provincial de ASAJA Ávila, Joaquín Antonio Pino; pidieron a la recién renombrada ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, unos precios más justos para los productos agrarios con el desarrollo de la Ley de la Cadena Alimentaria; además del aumento de fondos dedicados al agricultor activo ante la próxima reforma de la PAC.

 

Ambos dirigentes de ASAJA solicitaron a la ministra un presupuesto digno con cofinanciación europea para fomentar las concentraciones parcelarías, aumentar la superficie dedicada a cultivos de regadío (que en Castilla y León es solo del 13% frente al 20% del resto de España) e incrementar el presupuesto dedicado a este tipo de cultivos. Además han pedido el aumento de la financiación para seguros agrarios y ganaderos y el presupuesto destinado a sanidad. "Queremos justicia agraria y de precios para el beneficio de la parte social que es el consumidor", reivindicó el presidente regional en la VIII Convención de empleados de ASAJA de Castilla y León celebrada en Ávila el pasado fin de semana, y que reunió a 120 trabajadores.

 

El medio ambiente también tuvo mención especial puesto que en opinión de Antonio y Dujo "está perjudicando" a la agricultura y la ganadería, debido a la falta de medidas para controlar las plagas, y las enfermedades de animales salvajes que causan daños importantes a la cabaña ganadera, como en el caso de Ávila en el que cada vez son más los ganaderos afectados por los ataques de lobos. Por ello insistieron en la necesidad de realizar controles más exhaustivos del lobo y la fauna salvaje, y una normativa en la que se incluya el lucro cesante.

 

Pidieron, además, a las Consejerías de Agricultura y Ganadería, y de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León mayor permisividad con la quema de rastrojos, que se ha autorizado recientemente pero que, ASAJA, considera que ha sido insuficiente y muy restrictiva. "Estamos decepcionados con esta autorización ya que casi no ha habido solicitudes" debido a las limitaciones, apuntó el presidente de ASAJA Ávila.