Jesús Caro se suma a las voces que piden paralizar la firma del convenio entre Diputación y Confae

Según el portavoz socialista en la Diputación, sin el concurso de los sindicatos no puede avanzar el diálogo social.

El PSOE ha reclamado que la firma del convenio de colaboración entre la Diputación Provincial de Ávila y la Confederación Abulense de Empresarios (Confae) quede sin efecto hasta que se reanude el diálogo social y los sindicatos UGT y CCOO se reincorporen con normalidad a la Mesa del Diálogo Social.

 

Dentro de ese marco, según ha manifestado en rueda de prensa Jesús Caro, portavoz del Grupo Socialista en la Institución Provincial, hay que fijar los criterios y las actuaciones a seguir por dicha Mesa con el acuerdo de la administración, la organización empresarial, los sindicatos y los partidos políticos.

 

“Si verdaderamente se quiere que el diálogo social avance en nuestra provincia, esto solo se puede hacer desde el máximo consenso y respetando todas las propuestas”, según Caro.

 

Este es el contenido de una de las mociones que el PSOE ha presentado para su debate en el pleno de la Diputación del próximo 26 de noviembre, en el que también se abordará una segunda moción socialista en la que se instar a la Diputación de Ávila a promover, en colaboración con la Junta de Castilla y León y con las operadoras de telecomunicaciones, la mejora y universalización real de la cobertura de los servicios de telefonía móvil, señal de TDT y conexión a Internet.

 

Problemas con las telecomunciaciones

 

Según ha manifestado Jesús Caro, no es recibo a estas alturas del siglo XXI que una tormenta deje sin telefonía fija a la vertiente norte de Gredos; o que sean frecuentes en el Valle del Tiétar los fallos de conexión telefónica; o que en pueblos de La Moraña no puedan ver la televisión, que en muchos casos es el único medio de ocio del que disponen estos municipios.

 

La carencia de estos servicios, ha dicho, complica al medio rural abulense la conexión social propia de las nuevas tecnologías, mientras en el plano institucional y económico, al tiempo que se pierden oportunidades de desarrollo, ocasionándose un grave perjuicio a los habitantes y a las empresas de los municipios afectados.