Izquierda Unida propone una batería de medidas destinadas a incrementar la seguridad en los entornos escolares

ARCHIVO.

Mejorar e incrementar la seguridad vial en los entornos escolares son los objetivos que persigue el grupo municipal de Izquierda Unida a través de una batería de medidas registradas y propuestas para su tratamiento en el Observatorio Municipal de Seguridad Vial.

Una serie de propuestas que en algunos casos retoman algunas de las peticiones efectuadas la pasada legislatura no sólo por la formación de izquierdas sino por otros actores educativos como la Plataforma Familias por la Educación Pública. En otros casos son fruto de las actuales preocupaciones y necesidades de la propia comunidad educativa. 

 

Propuestas que pasan no sólo por la elaboración de campañas de seguridad vial específicas para cada centro educativo, sino por la delimitación de perímetros de seguridad vial especial alrededor de los mismos, la articulación de medidas disuasorias contra el uso abusivo del vehículo privado o la puesta en marcha de un estudio sobre la viabilidad de las rutas escolares peatonales específicas para cada centro de la ciudad. 

 

Desde el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila se recuerda el total abandono que sufre el proyecto ‘Caminos Escolares’. Un proyecto que arrancó en el curso 2013-2014 pero que, más allá de las rutas elaboradas inicialmente para los colegios Claudio Sánchez Albornoz y La Milagrosa – Las Nieves, quedó totalmente parado. Porque desde ese momento, y pese a que las valoraciones que se hicieron desde el Equipo de Gobierno del Partido Popular fueron positivas, ni se abrieron nuevas rutas para otros colegios ni las existentes se mantuvieron. 

 

De este modo Henar Alonso, concejala de Izquierda Unida de Ávila, propone la puesta en marcha de un estudio sobre la viabilidad de las rutas escolares peatonales específicas para cada centro educativo de la ciudad en una medida “interdisciplinar que implique a todos los actores posibles, como son los propios centros educativos, el Ayuntamiento o los propios barrios y comercios de la ciudad, lo que permitiría diagnosticar, proponer, valorar o ejecutar medidas mucho más eficaces en cada caso”. Una medida que haría mucho más factible otra de las propuestas, como es la articulación de medidas disuasorias contra el uso abusivo del vehículo privado en los accesos a los centros educativos que impidan el aparcamiento de vehículos privados dentro de un perímetro de seguridad mediante zonas de parada para dejar y recoger a los niños. “En la medida de lo posible debemos reducir el tráfico en los entornos escolares”. 

 

Precisamente el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila propone la delimitación de un perímetro de seguridad vial especial alrededor de cada centro educativo que pueda incluir medidas como la instalación de bandas reductoras de velocidad, señalización específica, limitación de la velocidad máxima, retirada de obstáculos que impidan una correcta visibilidad... 

 

Así Henar Alonso espera que este compendio de medidas, “que son el resultado de propuestas que ya en su momento fueron realizados desde diferentes sectores relacionados con el colectivo educativo de Ávila, sean tenidas en cuenta en la próxima convocatoria de sesiones del Observatorio Municipal de la Seguridad Vial”.