Izquierda Unida pide al Equipo de Gobierno que controle los contratos administrativos

Henar Alonso, Montserrat Barcenilla y Alberto López.

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila reclama al Equipo de Gobierno del Partido Popular un mayor control de la concesiones administrativas, después de una legislatura con ejemplos sobre la falta de seguimiento en el cumplimiento de las concesiones y ante nueva como es la del tranvía turístico.

En octubre de 2014 la Junta de Gobierno decidía la rescisión del contrato de la empresa entonces concesionaria del servicio por los incumplimientos del contrato. A partir de ese momento el tren turístico pasaba a manos de una nueva empresa que se comprometía, “eso sí, sin fecha fija”, a poner en marcha el servicio a través de un vehículo en forma de tranvía. Un vehículo que llegó a Ávila el pasado mes de septiembre -casi un año después-"y del que hemos querido comprobar si cumple con el pliego de condiciones” señala Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, que ha reclamado al Equipo de Gobierno del Partido Popular “que revise el pliego de condiciones, porque no se está cumpliendo con lo prometido en el contrato“.

 

Por esta razón, Montserrat Barcenilla denuncia cuestiones como la ausencia de pictogramas o anclajes para sillas de ruedas, “los cuales se dicen llegarán en un segundo vagón”, la falta de sistemas de sujección infantiles, falta de máquina expendedora de billetes, kiosco tecnológico, gps desde el que se informe del trayecto del tranvía, trípticos informativos o audioguías, “que o bien les compras un auricular o te llevas el tuyo de casa“. 

 

Por otra parte, Alberto López Casillas, concejal de esta formación, ha apostillado que se trata de "cuestiones injustas de cara a aquellos que concurrieron al concurso para la prestación de este servicio. Es una competencia desleal, porque la empresa que ganó se comprometió a dar un servicio que no se está dando“.

 

Finalmente, la portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila exige prontitud a la hora de abordar esta cuestión visto lo ocurrido con otras concesiones. “En el caso de la concesión de los servicios funerarios a fecha de febrero de 2015 el Ayuntamiento les está requiriendo la documentación del segundo semestre de 2013 y el 2014; en el caso de la explotación del matadero el Ayuntamiento ha requerido la documentación desde el 2010 al 2013, y se  hizo porque estos pidieron al consistorio una subvención; y en el caso del 88 Torreones se les tuvo que pedir en 2014 la información económica del 2011″.